Grupos de presión ¿puentes para el abismo civil?

Ramón Guillén

En el anterior artículo introduje el concepto de “grupo de presión” que me dio la sensación suscitó cierto rechazo y reticencia entre algunos participantes en el Foro de Debates, quizá devenidos de una incorrecta comprensión de aquello que pretendía significar, así como de una insuficiente o mala explicación por mi parte del término sociopolítico en cuestión. Pues bien, con la intención de desfacer dicho entuerto y aclarar mi idea, procedo a ampliar la definición ―sin pretender sentar cátedra― de tal controvertido concepto, que me gustaría alejar de cualquier concepción revolucionaria, violenta u hostil hacia los partidos políticos y las instituciones del Estado, y, que, entiendo se puede imbricar en el significado de la labor que vienen llevando a cabo determinadas fundaciones, organizaciones y asociaciones de la sociedad civil.

Dicho lo cual, para mí, un movimiento social articulado en un grupo de presión no es ni siquiera por naturaleza revolucionario, sí lo es cuando un determinado conflicto choca con un sistema institucional inadaptado al estado de las relaciones que se dan en cualquier sociedad, p. ej., lo que viene ocurriendo en las últimas semanas con los regímenes autocráticos y autoritarios en el norte de África y Oriente Próximo. En este sentido, la rigidez del sistema de decisión política y administrativa explicará la agitación, la revuelta y las tendencias revolucionarias rupturistas con el establishment y el statu quo a desbancar. Ese no es el caso de la Fundación Civil, que pudiendo constituir un grupo de presión, no es de naturaleza y perfil revolucionario, nada más lejos de la realidad; aunque sí pueda promover el cambio sociopolítico y conducir a reformas precisas en el ámbito relacional entre la ciudadanía y las instituciones del Estado, a través de propuestas de cambio legislativo enarboladas por iniciativas populares al efecto, de las que pueda ser su representante ante la sociedad. Pero eso no significa, aun pudiendo constituir un grupo de presión, que vayamos a tomar la Bastilla, Versalles, el Palacio de Invierno del zar, o las universidades de Nanterre, Vincennes o la Sorbona del Mayo Francés, ni que el presidente vaya a hacer las veces de un Daniel Cohn-Bendit que convierta adoquines en papeletas de referéndum y haga dimitir al De Gaulle de turno.

Luego, el grupo de presión puede ser una organización ―como la propia FC― que promueva un movimiento social, determinado a la consecución de unos fines políticos concretos, pero no una organización revolucionaria que siembre la algarada, el motín y las barricadas con el fin de cosechar los frutos de cualquiera de las iniciativas populares que abone e irrigue, junto con una ciudadanía hastiada de las fuerzas políticas “terratenientes”, y de los barbechos, las malas hierbas y la tierras sin cultivar de nuestra todavía yerma democracia.

Según el eminente y longevo politólogo galo y adalid de la concepción sociológica del Dº Constitucional, Maurice Duverger: “mientras los partidos políticos pretenden conquistar el poder y ejercerlo a través de las instituciones del Estado, los grupos de presión se limitan a actuar sobre el poder, permaneciendo en su exterior, y presionan o influyen sobre los hombres que están en el poder. Su finalidad es orientar la acción del poder hacia sus intereses, sin asumir las responsabilidades de la decisión política.” (Instituciones Políticas y Derecho Constitucional, Ariel, Barcelona, 1970). Serían, por tanto, algo así como agrupaciones intermedias entre el poder político y el individuo/la ciudadanía, (v. gr.: clubes de encuentro, opinión y pensamiento, think-tanks, fundaciones, oenegés, patronales, asociaciones profesionales, recreativas y culturales, movimientos sindicales y gremiales, federaciones, movimientos y agrupaciones estudiantiles, la propia prensa, el Clero, otrora las Fuerzas Armadas, la oligarquía financiera, las grandes compañías y multinacionales, etc.) que presionarían e influirían sobre los detentadores del poder político.

Llegados a este punto me atrevo a aventurar una definición de estos grupos. Un grupo de presión para mí sería algo así como: “aquel que ejerce su influencia sobre el sistema político y administrativo del Estado, de forma no directa o diferida, en apoyo y defensa de sus valores, ideales y principios, así como de sus propios intereses privados, parciales y/o colectivos, y, a su vez, los de sus representados formales o informales, anónimos o nominales, con el fin de obtener determinadas concesiones a través del ejercicio de la presión dentro del ordenamiento jurídico y la legalidad vigente.” Esta improvisada definición y la del profesor Duverger creo que nos ofrecen los dos elementos principales que caracterizan y distinguen a los grupos de presión. Por un lado, la forma en que actúan y, por otra, los objetivos que persiguen. Si atendemos a ambas definiciones quizá nos pueda rechinar que defienden siempre intereses parciales. Esto es tanto como decir que no representan el interés colectivo de la comunidad, pero ello no presupone que esos intereses particulares no sean muchas veces legítimos y respetables, ni que sean contrarios, por definición, al interés colectivo o bien común, ya que en ocasiones ambos intereses coinciden ―como así entiendo que ocurre en el caso de la Fundación Civil―, porque en mi opinión, lo que interesa a la FC sería interesante para la sociedad civil y viceversa.

También para muchos expertos de la Ciencia Política, los grupos de presión son grupos “irresponsables”. Es decir, grupos que no se comprometerían en su acción cívico-política y en consecuencia que no se responsabilizarían de sus actuaciones en sociedad. Y en esto, fundamentalmente, se distinguirían de los partidos políticos y de las administraciones públicas. Distinción que no comparto porque parecen haberse cambiado los papeles a consecuencia del blindaje, la impunidad e irresponsabilidad manifiesta mostrada por determinados líderes, cuadros, funcionarios, y por las distintas fuerzas políticas de nuestro país, en contraste con las responsabilidades asumidas por  algunos grupos de presión españoles que parecen de algún modo querer conjugar sus intereses privados con el bien público, aunque sea de manera indirecta. Sin embargo y con todo, yo sí creo en un posible compromiso, entente cordial o maridaje entre los grupos de presión, el sistema político y la estructura de poder del Estado.

Fácilmente, pues, se comprende por qué el mal interpretado término “grupo de presión” se utiliza a menudo con carácter peyorativo, porque está claro que todo lo que es misterioso nos produce desconfianza y recelo. En este orden de cosas, cualquier grupo que tenga las características descritas anteriormente representa para el gran público y para los partidos políticos y el Estado, una especie de amenaza velada o de fuerza maléfica al margen de la ley y del orden tradicional establecido. Para contrarrestar esa concepción a todas luces errónea, según mi parecer, se tendrían que conocer listados públicamente y saber en cada caso quién es quién dentro de esos grupos, ofreciendo transparencia que genere confianza.

En definitiva, y para resolver la controvertida cuestión, creo que deberíamos saber las respectivas esferas de competencia de los grupos de presión, respondiendo a preguntas tales como: ¿Qué acciones podrían llevar a cabo el Estado o los partidos políticos para restringir las actividades de éstos? ¿Pueden servir estos grupos, a su vez, para limitar el creciente poder institucional del Gobierno y de las fuerzas políticas? ¿Hasta dónde condicionan los grupos de presión la actividad del Estado y qué medios existen para evitar los posibles excesos que pueden cometer los mismos? ¿No correrán dichos grupos el peligro de institucionalizarse con el tiempo siendo absorbidos por el Sistema? No me propongo contestar a todas estas interrogantes, simplemente, me he limitado a destacar los aspectos a mi entender más destacados de esas fuerzas relacionales entre el Estado, los partidos políticos, y los injustamente denostados e incomprendidos grupos de presión de la sociedad civil contemporánea.

Para finalizar traigo a colación unas palabras de Salvador de Madariaga que pueden explicar el divorcio existente entre la sociedad civil y los partidos e instituciones, y la necesidad del matrimonio de conveniencia con los grupos de presión: “¡Si consiguiéramos hacer un puente! Pero a veces uno pregunta, si las orillas quieren y no prefieren el abismo que las separa.”

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

111 Responses to “Grupos de presión ¿puentes para el abismo civil?”

  1. Lo que dice El País de hoy – lo cuelgo más abajo – tiene que ver con el papel de la sociedad civil y de los grupos de presión. El articulista llega a insinuar la falta de democracia real en España – lo mismo decía Joaquín Costa allá por 1901, se ve que no hemos adelantado mucho – , para lo cual creo que es necesaria la acción decidida de la sociedad española para lograr una libertad auténtica en España.

    Ese objetivo , diga lo que diga Ramón, supone, a mi juicio, una auténtica revolución, la que España no ha realizado en los últimos doscientos cincuenta años. Y que no debe confundirse con el tópico de las barricadas, las algaradas, las revueltas. La reunificación alemana fue un ejemplo de revolución pacífica. Fue la sociedad civil la que la llevó a cabo. Los partidos políticos asistieron calladitos a la misma, porque les cogió por sorpresa. Joaquín Costa propugnaba en ese sentido una revolución pacífica para España, para cambiar su oligarquía por una democracia real. Lo mismo D. Antonio Maura, con su famosa “revolución desde arriba”.

    Creo que no es otro el objetivo de la Fundación Civil. O sea, el de alcanzar libertad verdadera para España. Si eso no es una revolución – no te asustes, Ramón, las cosas todas tienen un nombre – , que baje Dios y lo vea.

    Os dejo el artículo de El País :

    ” Trabajar por una democracia real
    SANTIAGO MUÑOZ VALERO – Las Matas, Madrid – 04/03/2011

    No es la primera vez en la historia de los pueblos, ni será la última, en que los ciudadanos deciden reivindicar y conquistar su condición de protagonistas en la gestión de los asuntos públicos y en la provocación de cambios en la situación económica, política y social de su país. Este es el caso que estamos actualmente viviendo en Túnez, Egipto, Libia y Yemen, países a los que probablemente se sumarán en breve otros, tanto de la cuenca mediterránea como de África y Asia.

    La gente que ahora se ha levantado contra su Gobierno para reivindicar libertad, justicia, trabajo, honradez, transparencia y, en general, democracia, vuelve a mostrar el camino a seguir, no solo para aquellos países que han estado, o actualmente están, sometidos a regímenes dictatoriales o seudodemocráticos, sino para aquellos que sufren un régimen democrático deteriorado o simplemente formal.

    Las sociedades vivas, al igual que las personas a título individual, tienen unas necesidades que, de acuerdo con Maslow, están organizadas según un orden jerárquico: a medida que se satisfacen las más básicas se ponen de manifiesto otras que ocupan posiciones más elevadas en su famosa pirámide.

    En aquellos países donde la democracia ya ha sido implantada, e incluso lleva funcionando muchos años, no siempre responde a necesidades de la ciudadanía que están a un nivel superior al de la mera existencia de tal régimen. Tales necesidades exigen que este funcione bien y considere que el destino de todas sus actuaciones es el ciudadano, para cuyas necesidades los poderes del Estado: Ejecutivo, Legislativo y Judicial son meros servidores.

    El pueblo español debe manifestarse activa y claramente para exigir lo que es necesario: una democracia real; y, esto, independientemente de sus simpatías políticas, ya que todos los partidos son responsables del daño causado a nuestro sistema político, unos por acción y otros por omisión; todos por interés.”

    • Camarada Landero, sigue Vd. deslizándome por la concepción de las dos Españas, en palabras de su amado Ortega y Gasset: Una “que se obstina en prolongar los gestos de una edad fenecida” (la que Vd. parece atribuirme). Y otra “España vital, sincera, honrada, la cual estorbada por la otra, no acierta a entrar de lleno en la historia.” (en la que Vd. dice creer). Mas decantándose en su profuso comentario por “la Tercera España“, denominada así por Salvador de Madariaga, la de la libertad, la integración y el progreso, conduciría inexorablemente hacia la revolución en la peor acepción del término. (Tipo el Advenimiento de la 2ª República, léase la novela homónima del gran Josep Plà) Gracias por su intervención.

      • Gracias Ramón por tu artículo, realmente más esclarecedor que el anterior.

        No solo estoy de acuerdo contigo sino que me atrae la frase de S.de Madariaga.”Si consiguieramos hacer un puente…”
        Creo que se trata realmente de esto, aunar orillas, aunque lo veo arto dificil, porqué las orillas pudieran equivaler a escaños, y entonces el abismo es profundo.
        En esta dicotomía que tenemos, nadie quiere perder su sillón.
        Por otro lado, no estoy en absoluto de acuerdo con el artículo del pais.
        Cierto que los tres poderes deberían ser nuestros servidores,pero la expresión “manifestarse activa y claramente” me parece un poco fuerte,especialmente en nuestro España de las mil caras.
        Me suena a cerilla para detonante, y eso tampoco.
        No le temo a la palabra grupo de presión, porque presión habra que hacer.La unión de muchos, si es que realmete somos muchos, y el presentar objetivos concretos, claros y concisos, en lugar y momento oportunos, debería de bastar.

        Buen carnaval Ra, tenía un chiste para ti,venido de los carnavales de Alemania, pero mejor no lo cuento, no sea que se mal interprete.
        Aunque para poder luchar, hay que saber antes reir, que recarga fuerzas, y airea pensamientos.
        Un buen fin de semana, y buenas noches MA

        • Hola MA, si te fijas en la imagen que acompaña al texto verás como el muñeco color amarillo hace las veces de puente para sortear el abismo (en negro). Los muñecos azules se dividen en dos grupos a unir. A una banda estarían aquellos ciudadanos que ya se han decidido a formar parte activa de la Sociedad Civil (tres), y por éso, uno de ellos alza los brazos en señal de “se puede” y otro asiste en el mismo puente que representa a la FC como institución cívico-política a aquellos indecisos que dudan en la otra orilla o que tienen miedo de que el puente se ceda bajo sus pies. Se trataría por tanto de ejercer una labor como grupo de presión sirviendo como canal de paso de la ciudadanía que se quiera pasar al bando de la iniciativa popular, sirviendo ésta a su vez, como puente entre la opinión pública el Gobierno y el Estado. Me puedes contar el chiste de los carnavales que ya somos todos mayorcitos, aunque aun civilmente infantiles. Buen fin de semana a ti también, y agradecido por tus intervenciones.

    • Defiendo por convicción el derecho de los ciudadanos a manifestarse y reivindicar sus derechos o los que hayan sido cercenados pero también me pregunto, si vivimos en una sociedad cada días más individualizada,¿cómo se consigue que los ciudadanos-nosotros-converjan en estos grupos de presión?

  2. En el blog de Javier Monserrat – http://www.tendencias 21.net/nuevomundo -, podéis leer en el post del pasado 5 de febrero lo siguiente :

    “La sociedad civil deberá organizarse eficazmente en un nuevo movimiento solidario de alcance internacional, no para sustituir , sino para controlar al Poder político y forzar el avance real hacia el Nuevo Mundo . Si la Sociedad civil se organiza, al margen de los partidos políticos, podría constituirse en una fuerza de presión que forzara la reconducción de las políticas nacionales.”

    Son muchas voces las que ya claman por lo mismo. Esto es imparable.

  3. No sé quien puede no estar de acuerdo con Duverger y entender el “grupo de presión” como positivo; y contigo, Ramón, en que los grupos de presión son imprescindibles. Tanto, o más (por el objeto de su actividad), como para Telefónica lo fue, en su día, la competencia. ¿Funciona o no funciona mejor una empresa fuera del monopolio?
    A mí me parece que el paralelismo es esclarecedor. Y, aún así, es difícil no ver ciertos aires monopolísticos en la praxis de quien ha obviado tantos años la opinión y derechos del consumidor…Y cuanto más tiempo permanezcamos en la pasividad, más difícil se hace nuestra tarea.
    Los partidos, mientras no sientan la exigencia, el riesgo y cierta amenaza de pérdida de poder si no hacen las cosas bien, no tienen por qué cambiar nada (consideran ellos). Nadie les reclama, nadie protesta, nadie les exige….y, a veces, lo hacen pero, al tiempo, se les vota. Y, para quien tena dudas aún, el voto de un día, de un momento, anula por 4 años cualquier opinión o derecho de exigir. Ésa es la realidad. Y, bueno, yo tampoco soy partidaria de crear fricción y ahondar en la brecha política-sociedad pero tampoco debemos ser excesivamente ‘considerados’ y ‘cautelosos’ frente a ciertas prácticas que requieren la respuesta más contundente posible, sin ambages ni rodeos.
    “Las diminutas cadenas de los hábitos son generalmente demasiado pequeñas para sentirlas, hasta que llegan a ser demasiado fuertes para romperlas”.- S.Johnson
    Buenos días.

    • En efecto Sara Isabella, por eso hago énfasis en la importancia de los grupos de presión como articuladores de ciertas demandas de la ciudadanía. Sin embargo, hace falta organización en la vertebración de cada demanda concreta. Fíjese p. ej. en la reivindicación del dueño del Asador Guadalmina; se ha tenido que organizar él solo sin ayuda del resto del sector hostelero. Él, con unas rudimentarias plantillas de recogida de firmas, cuatro bolígrafos bic y una mesa y una silla plegable ha acometido su proyecto reivindicativo. El resto de sus “compañeros” se han limitado a quedar expectantes por si a él le va bien, ellos se beneficien de la protesta unipersonal. Lamentable. ¿Dónde está la Sociedad Civil? De ahí la obligatoriedad de la función de los grupos de presión organizados como instrumentos de la Sociedad Civil. Gracias por su interesante comentario.

  4. Gracias por tu aportación, Ramón. Y también por las de I Landero y Sara Isabella, y demás amigos.

    Un grupo de presión, entiendo que puede ser influyente en dos sentidos, a saber, de una parte o toda la Sociedad Civil hacia los gobernantes, y de los gobernantes hacia la Sociedad Civil o el sector de élla que interese… Y de éllo podemos tener buena prueba analizando someramente la realidad presente de nuestro país.

    Éso, no lo quiero para FC, y si ha de ser así, que me lo manifieste algún responsable, y a partir de ése momento, borro de mi navegador y gestor de correo a FC.

    Por cierto, y en ese sentido, me gustaría saber cómo interpretar el apartado (g) de los objetivos de la Fundación.

    A mi juicio, FC debería gestionar iniciativas dirigidas a las Instituciones del Estado, y mantenerse vigilante ante el proceder de éstas. ¿Cómo se podría denominar a esa función? Ahora no se me ocurre, pero estoy seguro que ha de haber un término adecuado…

    En ocasiones, el que los acontecimientos avoquen hacia revoluciones, involuciones, o simples evoluciones, dependen más de los Poderes establecidos, que de los que demandan mejoras. En ese sentido, comparto la opinión de Sara Isabella, y sostengo que hay que hacer lo que es justo, sin que importe cómo acusen recibo nuestros “irrepresentantes”.

    Un cordial saludo.

    • jomabues:

      Disculpa, pero el término que estás buscando para definir lo que planteas es… “grupo de presión”!

      ¿Por qué nos dan miedo las palabras? Son los hechos los que nos deben preocupar. Es decir, nos debe preocupar, no que se presione, sino CÓMO se presione.

      Si la FC no se constituye y actúa, al menos, como grupo de presión, corre el riesgo, como ya he indicado en algún comentario anterior en quedarse sólo al nivel de una magnífica y erudita tertulia electrónica, para disfrute y solaz sólo de un grupo de amigos.

      O nos planteamos influir efectivamente en la sociedad, y esto sólo se consigue con acción y “presión”, o seguiremos lamentándonos de “esta España nuestra” cien años más.

      Saludos.

      • Amigo ejmas, no me atemoriza el término, si no que a mi juicio, debiera utilizarse otro distinto para distinguir al colectivo que únicamente pretenda influir de abajo a arriba -como desearía que fuera el caso de FC.

        No se trata solamente de cómo se presione; también de hacia dónde.
        A menudo se producen maridajes entre grupos de presión y gobernantes, cuya consecuencia es la manipulación de amplios sectores sociales.

        Puede parecer que pretenda buscarle tres pies al gato, pero para mi es una cuestión de fondo.

      • Gracías Ramón por clarificar y ayudarnos a marcar objetivos concretos, debemos ser un Grupo de Presión Responsable.

        Coincido en la TOTALIDAD de lo apuntado por ejmas y en especial “O nos planteamos influir efectivamente en la sociedad, y esto sólo se consigue con acción y “presión”, o seguiremos lamentándonos de “esta España nuestra” cien años más.”

        Un saludo y una sonrisa

        • Gracias siempre a ti BIG-BAN, me gusta ese matiz de “Responsable“. En efecto, tenemos que liberarnos de cualquier atisbo de tentación tumultuosa, revolucionaria en sentido 1789, del 2 de mayo, del Mayo del 68, que sólo alimentan los delirios de cuatro perturbados afines a la algarada, la turba, el adoquín, las ruedas quemadas y las pedradas y saqueos a comercios. Obviamente, no estamos para esos trotes, ni falta que nos hace. Simplemente, hay que apretarle un poco las clavijas al Estado, al Gobierno de turno y las instituciones políticas (no sólo a los partidos). Otro saludo y otra sonrisa de oreja a oreja, gracias por su interesante aportación.

      • Cierto y verdad ejmas. Corremos el riesgo de quedarnos recluidos en un bucle cibernético con un cartel de “No exit” o de “Game over“. Sin embargo, creo firmemente que, incluso, nos vamos a ver desbordados por los acontecimientos que se van a ir sucediendo a raíz de la puesta de largo de la FC. Ya veremos a ver si todos estamos a la altura de las circunstancias históricas que nos toca afrontar como Sociedad Civil. Le confieso que a mí tampoco me convence el toreo de salón y hacer el paseíllo hasta el día del juicio final. Gracias por su certera apreciación.

    • Hola jomabues, si le sirve de consuelo, la autoría de este artículo y los posibles juicios de valor, mensajes implícitos o explícitos, pretensiones subyacentes y opiniones vertidas, pertenecen única y exclusivamente a su autor, que soy yo, y no, a la Presidencia, Patronato o grupo de amigos de la Fundación Civil (al que, por cierto, aun no pertenezco). Por tanto, creo que puede Vd. estar tranquilo en ese sentido. Los Fines de la Fundación están en sus Estatutos, no en los artículos de un independiente simpatizante de la FC y colaborador del Foro de Debates como articulista sui géneris. Mi opinión es que, la FC debería funcionar como un grupo de presión para conseguir sus fines, pero eso no significa que ésta lo sea ni que lo vaya a ser. En cualquier caso, agradecido por su intervención.

      • Gracias Ramón por tu interés en tranquilizarme; ¿me permites que te tutee, por cierto?

        Me decepcionaría que FC se convirtiera en un…, es que no quiero dar nombres…: un grupo de presión al uso, y en bastantes ocasiones, de abuso.

        Como le decía anteriormente a ejmas, tratar de influir decisivamente en las decisiones de nuestros representantes defendiendo causas de bien general, por supuesto. Influir en la sociedad por encargo de los representantes, de ninguna forma.

        Ésa es mi exposición.

        Un cordial saludo.

        • Te entiendo jomabues, y por supuesto puedes tutearme. A mí también me decepcionaría que se convirtiera en un FAES al uso, o en cualquiera de esas fundaciones montadas por el PSOE y el PP para captar solapada o descaradamente votantes. Te garantizo que eso no va a ocurrir en la FC por la persona que lo preside. Solo por él estoy aquí simpatizando con SU proyecto. Para los demás y para mí mismo, soy un independiente que va a la suya. Así que, tranquilo y no te preocupes, que la FC entendida como un grupo de presión no ha de funcionar como un lobby haciendo pasillos en el Congreso o en sedes del PPPSOE (seguro que Ferraz y Génova están comunicadas con un pasillo subterráneo) en connivencia con políticos y con funcionarios corruptos, sino, y a mi juicio, pisando el mármol de los registros de entrada de las distintas instituciones, para tramitar las demandas ciudadanas que se tercien y que cumplan con los fines fundacionales. Es así de sencillo, a ocuparse pues, y a no pre-ocuparse por el “Y si…”. Otro cordial saludo para ti.

  5. No sé quién ha podido “ponerse en guardia” ante la lectura del sintagma “grupos de presión”, pienso que a estas alturas de nuestras vidas deberíamos haber perdido el miedo a las palabras y a lo que éstas significan.
    Es la sociedad civil, es decir, todos y cada uno de nosotros los que hemos de presionar inmisericordes porque el abuso de poder de los que lo ejercen es tal que España está convirtiéndose en poco menos que en nada. Es que ya no nos queda otra opción mejor que seguir.

    Ojalá no tuviéramos que presionar a nuestros “modélicos” políticos porque ello significaría que la ciudadanía confiaría, de facto, en sus gobernantes, sin embargo mucho me temo que la realidad es otra, algo más gris y opaca.

    Por poner un ejemplo: ¿cómo no vamos a presionar al gobierno para que no vuelvan a darse espectáculos tales como los ERES andaluces?.

    Qué vergüenza y qué pasividad la nuestra por no salir a la calle y decirles a todos estos impresentables basta ya!!

    Yo creo, Ramón, que si por algo pecáramos, si es que lo hiciéramos, sin duda sería por pasivos y condescendientes y no precisamente por “presionar”.

    Gracias por tu esfuerzo en hacerte entender, aunque yo ya te había entendido..

    • Estoy contigo. Una de las funciones de los grupos de presión debe ser la de ser chinas en los zapatos de los políticos y de los responsables de los partidos, que les hagan recordar que no levitan y que no son divinos de la muerte.

      Por supuesto, los grupos de presión deben tener otras funciones, fundamentalmente la de ser proponedores de soluciones ante problemas comunes o que afecten a la sociedad.

      PD: Yo tampoco me había asustado de los sintagmas de Ramón.

      Un abrazo muy afectuoso Diferente.

      • A mi tampoco me asusta el término ,aunque creo que el contenido moral no responde exactamente al cometido ,su por qué , su razón de ser.Dado el panorama actual en el que el Gobierno viene siendo grupo de opresión para los ciudadanos que se supone viven en democracia.Y dado que el Gobierno asalta el poder,con botín y mil prevendas,y
        malversa,allanando con salto olímpico de leyes,y hasta de la Constitución,es un deber ,un imperativo moral ,el que los ciudadanos ajusten las tuercas a la pieza de la maquinaria que hace encender la lucecita roja.
        Más que grupo de presión,la consideraría un grupo de control,con todos sus derechos de reclamar deberes incumplidos y sustituidos por despotismo,ineficacia,abuso y malos uso de largo etc.
        El término presión podría tener una connotación de fuerza cercadora y casi de acoso y no es así;no puede abasallar el que es abasallado,en todo caso se defiende de fuerzas mal usadas en legítima y obligada acción.El término no asusta,hace sentir una sutil culpabilidad,encima de lo que nos está cayendo…y no es justo.
        Creo que por lo demás,la Fundación Civil se irá definiendo por sus acciones.Como casi todo;lo demás es marketing.

    • Cierto, pero que haras, Diferente, si por
      mucho presionar se rompe la cuerda.

      No solamentea arruinarás el trabajo hecho hasta ahora,sino también con la precariedad existente, podrias llevarlo todo al traste.

      Algunos deberían leer” El arte de la Prudencia”, de Baltasar Gracian.
      Yo que por naturaleza soy impulsiva, lo he leido varias veces, con todo y con eso, aun tropiezo con las mismas piedras.

      Un saludo para ti. Hay que ser Diferente.
      MA

      • Yo también, Miguel, me reconozco impulsiva como tú y he leido, como tú, varias veces “El arte de la prudencia” siguiendo el buen consejo de un amigo especial y bastante diferente…también. De la lectura del libro y de mi experiencia personal te diría Miguel que hemos de saber encontrar el momento justo y preciso para pasar a la acción porque si no lo aprendido y experimentado queda en poco menos que en nada. Si me permites una reflexión personal te diré que yo siento que hemos de hacer algo, sin prisas…pero sin pausa..

        No puede ser de otra manera.

        Un abrazo para tí!

    • diferente, pero presionando dentro del marco jurídico-constitucional vigente, de manera no punible ni extralegal. Como bien sabrás, la democracia política es por definición un equilibrio de poderes. Cuando ese equilibrio se rompe, es el propio sistema político el que entra en crisis, y eso nos arrastraría también a nosotros como proto Sociedad Civil. Ahí precisamente radica el secreto de la democracia: en saber hasta dónde unos y otros pueden -podemos- estirar la cuerda y pasar por el puente, sin romperla ni caernos al abismo. Un saludo y gracias por tu intervención.

  6. ¿Qué acciones podrían llevar a cabo el Estado o los partidos políticos para restringir las actividades de éstos?
    ¿Pueden servir estos grupos, a su vez, para limitar el creciente poder institucional del Gobierno y de las fuerzas políticas?
    ¿Hasta dónde condicionan los grupos de presión la actividad del Estado y qué medios existen para evitar los posibles excesos que pueden cometer los mismos?

    Yo diferenciaría entre Estado y Gobierno, siendo aquél más trascendente y este más efímero. Las acciones del/los Gobierno/s (y sus verdaderos ejecutivos, los partidos políticos) en todas sus dimensiones espacio temporales (o sea, este y aquel Gobierno, el de ahora y el de antes, el de aquí y el de allí) serán las que afecten, no ya a su desarrollo, sino a su propia supervivencia. ¿Qué haría cualquiera si se sintiese amenazado? Defenderse de manera proporcional al ataque y proporcional a sus mecanismos de defensa.

    La restricción de actividades dependerá de:

    – Grado de la amenaza. Una táctica defensiva consiste en no dejar que el enemigo crezca. Otra consiste en dividirlo. El verdadero poder de la amenaza lo daría un grupo de poder o lo que sea (ellos no se van a poner a realizar un estudio semántico y sociológico tan profundo como hace Ramón), que les haga perder su status particular (su ubicación temporal en el poder) o status general (la única estructura representativa actual que existe es a través de los partidos). Esa gran arma se llama (mientras estemos con el sistema actual de representación) número de escaños. La gran amenaza va por ahí, ya que ni incluso la abstención o el voto en blanco masivos pueden legalorgánicamente afectarles.

    – Poder defensivo a disposición del Gobierno de turno. Quien realmente tiene el poder de defensa (y, por supuesto, de ataque) es quien tiene el arma del BOE. Los demás Gobiernos (autonómicos, municipales, provinciales) sólo disponen de las armas de la subvención y las de sus medios de comunicación afines. Paralelamente, existen subSistemas, formados por escisiones de la Justicia, intereses mediáticos particulares e imágenes sociales de ciertos empresarios que podrían dar algún coletazo.

    ¿No correrán dichos grupos el peligro de institucionalizarse con el tiempo siendo absorbidos por el Sistema?

    Amigo Ramón, ésa es responsabilidad de los propios grupos de presión. Por este motivo no me gusta el Tea Party: se financia de lobbies, y éstos no lo hacen de manera filantrópica, sino con fines casi de política comercial y de marketing. Estaríamos ante un institucionalización privada, o si quieres, una institucionalización pública, desde un determinado modelo de Gobierno para llegar al no-Estado.

    Ramón, gracias por tu artículo, y por tu dedicación.

    • Camarada Eliseo, coincido contigo en tu reserva a la acepción de grupos de presión identificándolos con los lobbies estadounidenses. Yo no reivindico el fenómeno yanqui del lobbying tan relacionado con el mundo de la empresa y con el capital. Aquéllo son más grupos de intereses privados que grupos de presión sobre el Gobierno, mediante una interpretación medial entre los sectores público y civil. Gracias por tu esclarecedora intervención.

      • Sí Ramón. Un lobby sería un intermediario entre ciertos (o los) poderes fácticos, y los políticos y/o la opinión pública y/o los ciudadanos. A veces, los partidos políticos son lobbies en sí mismos.

        O sea, el lobby sería un altavoz en defensa de unos intereses ajenos al propio lobby.

        Nosotros somo un grupo de presión que actuamos como altavoz de nuestros propios intereses como ciudadanos. Y como son nuestros intereses, podemos actuar como mejor nos parezca.

        Gracias Ramón.

    • Buenas noches Eliseo.
      No es que me guste o me disguste el Tea Party, pero cualquier cosa necesita de una financiación, y la FC también.
      Papeleos, ires y venires, casas y bombillas, que no está poco cara la elecricidad.
      Y que yo sepa, del cielo no cae nada, y lo del maná, pues tampoco.
      Un saludo MA

      • Claro que sí Miquel, la financiación es necesaria.

        Pero algunos son financiados vía chanchullos.
        http://es.wikipedia.org/wiki/Caso_G%C3%BCrtel
        http://es.wikipedia.org/wiki/Caso_Filesa

        Otros reciben grandes cantidades del Estado (¿podríamos ahorrar ese dinero ahora que estamos en crisis?).
        http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=7245

        Otros son financiados por intereses económicos ajenos a las necesidades sociales.
        http://www.lavanguardia.es/internacional/20101101/54063261114/los-lobbies-energeticos-financian-el-negacionismo-climatico.html

        Es importante saber de dónde viene la financiación. Por coherencia (estar de acuerdo con las propuestas de quienes ponen el dinero), por independencia (no ser títeres de nadie) y por ética (conocer el origen legal del dinero que financia).

        Un saludo cordial Miquel.

        • Gx Eliséo, por ahorrarnos el trabajo de bucear en la red, está claro que nuestros políticos no saben qué inventar para seguir chupando del bote mientras el resto de la sociedad tiene que luchar arduamente para sobrevivir.

          Dedican más tiempo a ver como espolian al Estado vía fundaciones, asociaciones sectarias afines, corruptelas etc… que a gobernar en pro del interés general.

          Está claro que cada vez se hace más importante el que la sociedad civil, organizada en grupos de presión, les cante las cuarenta, aunque creo que es muy difícil, por no decir imposible, tal y como se lo han montado estos mangantes.

          Son muchos los abusos cometidos por los que están en el poder, y muchas las reivindicaciones que nosotros, sociedad civil, hemos de poner en marcha para poner coto a tanto desman, no tardando mucho, INICIATIVA LEGISLATIVA POPULAR, LEY ELECTORAL, FINANCIACIÓN DE LOS PARTIDOS, SEPARACIÓN REAL DE PODERES, COMPETENCIAS DEL ESTADO Y AUTONOMÍAS, ….. seguro que a cada uno de nosotros se nos ocurren más, pero el gran problema es que tendríamos que ser un número importantísimo de personas, millones, para que los partidos empiecen a preocuparse(que no se si aún así se preocuparían), y por supuesto, no votar, para que vean la disociación que hay entre la clase política y la sociedad civil. No se me ocurre otra manera, porque si al final PSOE y PP siguen sumando 22.000.000 de votos, por un lado les entra y por otro les sale y a nosotros nos queda lo de siempre, cabezazos contra la pared.

          • Cierto Óscar, también se ha dado el hecho inverso de que algunos partidos -con el fin de ampliar su poder de movilización, organización y hegemonía- tienden a crear grupos de interés, más amplios que la esfera de sus militantes, para captar así a otros sectores y simpatizantes mediante una actuación especializada a través de onegés, fundaciones, movimientos por la paz, movimientos juveniles, organizaciones anti-abortistas, anti-terroristas, etc. Le reitero mi agradecimiento por su interés y aportaciones. Buen Día del Señor.

        • Perdona la tardanza, y gracias por toda tu información, Eliseo.
          Aunque muchas cosas ya sabidas, la magnitud de ellas al visializarlas en conjunto, es realmente arrolladora.
          Si todos nuestros impuestos pagados y conseguidos con el sudor de la frente, solo sirven para esto, entonces …
          Y yo,pobre de mi, me pregunto ¿Como se puede arreglar esto?. y siento rabia y tristeza acomuladas.
          Quizás aquí sea peor que en otros paises,pero estoy convencida, que toda la politiqueria y parentela procuran arrimar elascua a su sardina.
          Cuanto trabajo para esta FC!
          Gracias nuevamente Eliseo. MA

  7. Para mí, el término “grupo de presión” no es el más correcto para identificar la tarea de una fundación.

    La RAE define una fundación como “Persona jurídica dedicada a la beneficencia, ciencia, enseñanza, o piedad, que continúa y cumple la voluntad de quien la erige” y en términos legales se define como “Institución benéfica con personalidad jurídica propia”. Es tan simple o tan complicado como eso.

    Pero, no caigamos en el error de “manipular” el lenguaje, ya que depende de cómo llamemos a algo para convertirlo en malo o bueno.

    Cada palabra tienen su definición y para mí la cuestión es identificar bien las palabras que se usan y no aceptar las que pretenden tergiversar la realidad existente, que es algo a lo que en la sociedad nos tienen tan acostumbrados.

    Recuperemos el valor de nuestro lenguaje con sus propias y correctas definiciones. Y sobre todo, aprendamos nuevamente a utilizarlo. Para mencionar algunos ejemplos recuerdo lo de: desaceleración acelerada (crisis), interrupción voluntaria del embarazo(aborto), incidente en la T4 (acto terrorista), entre otros.

    Quizá sería interesante organizar un documento donde pudiéramos ir insertando un listado de estos y otros “eufenismos” diariamente utilizados en todos los ámbitos, añadiendo su traducción correcta a nuestro lenguaje. Que nadie pueda lavar nuestros cerebros con semejantes perífrasis biensonantes.

    • Kelly, según la Ley de Fundaciones, 15/2002 del 26 de diciembre, estas son organizaciones sin fin de lucro que deben perseguir fines de interés general, como por ejemplo (copio más abajo las palabras textuales del artículo 3 de dicha Ley, Fines y beneficiarios)
      la promoción de los valores constitucionales y defensa de los principios democráticos, defender siginifica luchar (que según la RAE, en una de sus acepciones, significa abrirse paso en la vida)este abrise paso en la vida, lleva implicita presión. ¿Consideras luchar por nuestros derechos y oponernos a que nos
      roben y jueguen con nuestro futuro un fin que difiere de lo que establece la ley en ese tercer artículo?. Eso que estamos haciendo, es sin duda alguna,luchar, presionar, alzar la voz para que nos oigan, exigir un sistema menos endogámico de la clase política y abierto a la sociedad civil.

      Estamos abriendonos paso en la vida, luchando.

      Artículo 2. Concepto.

      1. Son fundaciones las organizaciones constituidas sin fin de lucro que, por voluntad de sus creadores, tienen afectado de modo duradero su patrimonio a la realización de fines de interés general.

      2. Las fundaciones se rigen por la voluntad del fundador, por sus Estatutos y, en todo caso, por la Ley.

      Artículo 3. Fines y beneficiarios.
      1. Las fundaciones deberán perseguir fines de interés general, como pueden ser, entre otros, los de defensa de los derechos humanos, de las víctimas del terrorismo y actos violentos, asistencia social e inclusión social, cívicos, educativos, culturales, científicos, deportivos, sanitarios, laborales, de fortalecimiento institucional, de cooperación para el desarrollo, de promoción del voluntariado, de promoción de la acción social, de defensa del medio ambiente, y de fomento de la economía social, de promoción y atención a las personas en riesgo de exclusión por razones físicas, sociales o culturales, de promoción de los valores constitucionales y defensa de los principios democráticos, de fomento de la tolerancia, de desarrollo de la sociedad de la información, o de investigación científica y desarrollo tecnológico.
      2. La finalidad fundacional debe beneficiar a colectividades genéricas de personas. Tendrán esta consideración los colectivos de trabajadores de una o varias empresas y sus familiares.

      • Elena, No creo que mi texto ni las definiciones que yo he mencionado contradigan para nada a lo que tú argumentas. Es más, pienso que me das la razón cuando repites el tema de defensa,de derechos, promoción de valores, etc. Espero no hayas interpretado que estoy en contra de ello.

        Pero curiosamente en tu aportación no se menciona la “presión” para nada y ahí es donde intento que se vea la diferencia enre “presionar” (de connotaciones negativas) y “defender”.

        Quizá es que yo lo entiendo al revés y veo que no se trata tanto de atacar,(por lo menos en esta ocasión) cuanto de defender y fortalecer nuestra posición social ahora perdida. Y para argumentar esta forma de entendimiento simplemente me remito a lo que he leído como objetivos de la Fundación que utiliza verbos como “promover, divulgar, colaborar, investigar, profundizar, analizar…..”

        • Posiblemente la diferencia radica en como hemos interpretado la palabra presión.

          Yo la entiendo como una fuerza que se hace sobre una persona o colectividad. Y desde mi punto de vista es eso lo que estamos haciendo para promover iniciativas como estas, presionar movilizandonos cuantitativamente.

          Solo es una discrepancia de intrerpretación.

          Saludos.

          • Exacto Elena, yo también identifico “presión” con fuerza.

            Es la fuerza que da la razón y el sentido común por la injusticia, el atropello y el abuso cometido a la humanidad.

          • Buenas tardes Elena (te respondó aquí a tu comentario de hoy domingo a las 13:06). Dices que “Tenemos que movilizarnos y reclamar la dirección de nuestro destino.” Ya estamos movilizados reclamando el lugar que le corresponde a la Sociedad Civil ocupar en la vida política española. Tú te estás moviendo, fuiste a Madrid a la presentación en sociedad de la FC, vienes comentando y participando proactivamente en este Foro de Debates desde hace meses y sin cejar en tu empeño. Qué podemos hacer más cosas, evidente, pero también podríamos haber hecho menos, y no lo hemos hecho. El presidente idem de idem, cualquiera en su lugar y posición se limitaría a jugar al golf y a llevar una vida discreta y relajada, y no el frenesí en el que está metido desde hace dos años. El staff del Patronato, igual, son gente situada que se ha metido en un berenjenal qué no veas tú. Y gente como tú y yo, pues igual. Yo llevaba una vida muy discreta alejada de Internet y de luchas políticas y sinvivires civiles. Mi anodina vida se limitaba a decirle piropos a cualquier mujer guapa que se cruzaba en mi Camino, a hacer como que trabajaba, a discutir estupideces domésticas con mi mujer -como que si a mi me gusta este cuadro para el salón y a mí este otro-, a dedicar mi tiempo libre a andar campo a través o por la arena de la playa, a leer bajo la luz de un candelabro y a bostezar junto a la chimenea acariciando al doberman, y poco más que ir al mercado los sábados por la mañana y al hiper por la tarde calculando el carro de la compra mentalmente ahorrándome el Brain Training y merendando con las promociones que ofrecen las azafatas veinteañeras en minifalda. Desde hace dos años oigo todos los días misa, escribo a laudes en el Foro y aguardo lo mismo que tú. Tranquila Elena qué todo llega en esta vida, si Dios quiere. 🙂

  8. estimado Ramón, creo que dices exactamente lo mismo que los estatutos de la FC, pero obviamnete pasadas por tufiltro personal, como debe ser. totalmente deacuerdo.

    • Apreciado olindico, más que por mi filtro personal, estoy intentando influir/presionar al Patronato y a la Presidencia para que dichos estatutos se tamizen en colaboración con los amigos de la FC, con los contertulios del Foro, así como con los miles de lectores, a través del conocimiento, difusión y discusión de las disciplinas sociológica, politológica, jurídica que así se incluyen en los mismos estatutos fundacionales. Tengo el convencimiento de que podemos ir más allá de quedarnos en un think tank, y que podemos conseguir metas cívico-políticas más altas mediante la asociación de un brain trust (como es este Foro) junto con un grupo de presión que lleve a cabo (y provoque) reivindicaciones de la ciudadanía ante el Estado e instituciones políticas. Se trataría de conseguir que todos funcionáramos con el mismo octanaje (aun teniendo distinto modelo de automóvil cívico) haciendo la FC las veces de estación de servicio que dé el combustible necesario a la Sociedad Civil para que ésta funcione con aditivo especial tipo Wyn’s.

  9. Buenos días a todos,

    Desde mi punto de vista cuando hablamos de “grupo de presión” nos referimos en primer lugar a un grupo organizado que defiende unos determinados intereses (lo cual yo pienso que no debemos entenderlo como algo sectario o perjudicial para la sociedad en su conjunto; pueden ser unos intereses particulares de grupo o unos intereses generales para la sociedad que el poder tenga en cierta medida “abandonados”) y además debe tener cierta capacidad de ejercer una determinada influencia en el poder político. Entiendo que no busca detentar el poder sino influir en él, no se trata de un partido político que busque la conquista de aquél.
    Ahora bien, un pregunta interesante sería si los “grupos de presión” podrían llegar a ser sustitutos de los partidos políticos en situaciones extremas en las que haya quedado patente la incapacidad de estos para defender los intereses de la sociedad. Yo entiendo que sí, no debe de verse nada antidemocrático en los “grupos de presión”, pueden hacer una gran labor y mirar por los intereses de la sociedad de una manera bastante superior a la que pudieran hacerlo los partidos políticos.
    Entiendo que los “grupos de presión” son necesarios para el buen desarrollo de la vida democrática de un país. Si vivimos en un Estado en el que al ciudadano no se le escucha mas que cada cuatro años, los “grupos de presión” deben de constituir el cauce de comunicación entre el poder y la sociedad civil.
    Un saludo!!

    • Ciertamente Manu, aunque creo que tendríamos que tener presente la creencia tradicional de que el “interés general” no es más que la suma de los intereses privados. La FC podría intentar maridarlos y agregarlos, aunque es muy difícil. Gracias por su profunda intervención.

      • Hola Ramón.
        Totalmente de acuerdo con tu puntualización. La suma de esos intereses particulares siempre deberán limitarse en orden del interés general. Evidentemente intereses particulares siempre van a existir, al fin y al cabo somos humanos, el punto clave creo que es el que menciones de saber conjugar esos intereses particulares en beneficio de la sociedad.

        Por otra parte y si me lo permiten todos los foreros, es impresionante el hecho de poder hablar de estos temas tan trascendentales para la vida pública, leyendo opiniones, analizando puntos de vista y perspectivas diferentes de unos y otros miembros e intentar entre todos construir algo al servicio de la sociedad.

    • ¿Un grupo de presión, que defiende intereses parciales (sus intereses) sea sustituto de partidos políticos y represente a toda la sociedad?

      No se, no lo veo claro.

      Estimada Manu:

      Dices: “ ….Ahora bien, un pregunta interesante sería si los “grupos de presión” podrían llegar a ser sustitutos de los partidos políticos en situaciones extremas en las que haya quedado patente la incapacidad de estos para defender los intereses de la sociedad. Yo entiendo que sí…”

      Ejemplos de “grupos de poder”… pueden ser los “militares”…. “grupos economicos”….”grupos religiosos”… en fin, la lista es larga.

      Recibe un saludo.

      • Hola Víctor,

        Tal vez no he conseguido explicar bien mi reflexión y por ello creo que la has entendido de una manera errónea a cómo la quería plasmar. Creo que nos fluyen a todos tantas ideas por la cabeza que olvidamos explicar algunas para entender lo que dejamos escrito.
        A mi humilde entender, deberíamos diferenciar “grupos de presión” que eran de los que yo hablaba de los “grupos de poder”. Es una diferencia que debí haber puntualizado en mi primer comentario. Para mí “grupo de presión” es el grupo organizado, con claridad de ideas que tiene la posibilidad de influenciar al poder para llevarlas a la práctica; por otro lado “grupo de poder” para mí son esos grupos que efectivamente mencionas, para mí el poder en sí mismo, lo que podríamos llamar las instituciones del estado. Te pongo un claro ejemplo de lo que entiendo yo por “grupo de presión”: unos sindicatos, realmente democráticos, que representen en verdad (no los que tenemos en España)los intereses de los trabajadores, no subvencionados (pues de lo contrario ya estarían condicionados por el poder) y con capacidad de presión (bien por su cantidad de número de afiliados, por sus conexiones con otros sindicatos europeos, etc…)

        Por otra parte, no creo que los intereses que defienda un detrminado grupo de presión tengan que ser particulares; pueden perfectamente ser unos intereses convenientes para la generalidad de una sociedad.

        Un saludo,
        Manu

  10. Buenos días.

    Entiendo el término y el sentido en el que se emitió “Grupo de presión”. Lo lamentable es que seamos tan pocos los que podamos, si es que podemos, ejercerlo.

    Los estamentos, es decir las clases dirigentes privilegiadas, ya se encargan de tener en activo el cordón sanitario, el filtro o el cedazo, para tamizar cualquier acción que suponga un mínimo riesgo de prosperar en su iniciativa; algo que pudiera dejar de manifiesto tanta mala gestión, tanta unilateralidad y tanto despilfarro de lo público, es decir de lo nuestro.

    Contra el vicio de atacar está la virtud de insistir, y creo que esa actitud es la que se debe seguir. Hay un trabajo por hacer, pues manos a la obra y si dicen … que digan.

    Enhorabuena por esas sedes, que no son otra cosa que cauces para canalizar todo lo que nos inquieta, al menos una parte importante.

    Gracias por el artículo, Ramón.

    Buen día a todos.

    • Perdone Aloe por la tardanza, pero es que ayer y esta mañana me han tenido tirándome de la chaqueta de acá para allá. Procedo a contestarle: Ciertamente, y siguiendo su oportuno razonamiento acerca del “cordón sanitario”, he estado buscando entre mis libros algo sobre Jean-Jacques Rousseau, el gran defensor de la “democracia participativa y directa“. Él fijó un estilo de razonamiento similar al suyo, que consideraba a los partidos como limitadores de la creación libre y auténtica de las diversas voluntades individuales, “partes alícuotas conformadoras de la voluntad general“. Según el ginebrino, “los partidos forjarían voluntades parciales que se impondrían sobre los no participantes de los mismos (p. ej. nosotros, caso de no pertenecer a ninguna formación); al tiempo que organizarían la fragmentación de la sociedad (la Sociedad Civil), e impedirían el desarrollo pleno y consciente de los ciudadanos. (El contrato social, 1762) Ergo, a mi juicio, tendríamos que participar con ellos en la vida política, antes que ellos nos participen… a nosotros. Muy agradecido por su intervención y le reitero mis disculpas por la demora en la respuesta.

  11. Las palabras expresan un concepto y emiten un posicionamiento bien directo/bien subliminal.
    Yo prefiero que los conceptos con los que trabajemos trasmitan una comunicación positiva y entusiasta.
    Os pongo unos ejemplos de mensajes que son con más impacto en la sociedad a nivel global.
    Apple – “Think Different” (Piensa diferente)
    Nike – “Just do it” (Hazlo, actúa)
    Barak Obama – “Yes we can” – (Sí, nosotros podemos) 12 millones de visitas en un mes…
    Así que, Ramón, “el rechazo y reticencia” al concepto que expresaste no generó un fallo de comprensión en los foreros, sino un desacuerdo en el mensaje negativo que transmite…

    • Hemos volcado aquí conceptos de mil maneras en distintos tipos de debates. Conceptos,y más conceptos…Se ha recordado aquello de: la palabra no es la cosa.Personalmente cuando en una publicidad me lanzan mensajes edulcorados,sobreanimados,o premeditadamente atractivos,me voy al renglón seguido.Lo subliminal como manipulación psicológica puede revelar el ingenio del creativo ,pero sigo pensando que la calidad,la acción y su efecto es el que va poniendo los adjetivos.Lo que haga la Fundación Civil la irá perfilando en¡esperemos! el interés general y no en el marketing .Espero que se adentre en el ambito de lo cualitativo,y por ahí podrá convencer a muchos.FUNDACION CIVIL.Por mi parte sólo añadiría ¡acción!.

      • Aguamarina estoy de acuerdo contigo. Tampoco creo necesarios convertirnos en una especie de agencia de publicidad civil creadora de eslóganes, frases elocuentes y chascarrillos de telepredicador, de vendedor de crecepelo en el lejano oeste o de rajamantas de tómbola de verbena. Ni tan siquiera necesitamos esas frases hechas en los laboratorios del bluff Obama. La mercadotecnia para los partidos políticos y para los medios de comunicación afines. Ya puestos a pedir en materia de imagen, podrían quitarnos la foto horripilante de las dos chicas tan poco agraciadas dando pienso a las palomas esas verdijondas que tanto desagradarían a la estética hegeliana. Ética y Estética, ¡qué difícil son conjugarlas! Gracias por sus oportunas aclaraciones.

        • Efectivamente Ramón,hemos pagado primas altísimas a una aseguradora que se llama Gobierno de España,y en lo que ha quedado con toda su parafernalia.
          Apuntas algo importante:ética y estética.
          La primera es difícil y la segunda engañosa.
          No demos mucha importancia a la estética y esforcémonos en la ética.Gracias por tu artículo.

    • Una idea que conecte con un sociedad de 46 millones de personas, ¿la tenéis?, eso es acción!
      Podéis quedaros en la superficie de la técnica de comunicación, eso es lo fácil.
      Profundizar y conectar con un sentimiento, hacer empatizar a miles de personas entre sí, para producir ese movimiento crítico hacía la evolución, eso es francamente difícil, mágico diría yo.
      La idea que trasmite un concepto de forma trascendente…es la que conecta con el alma de las personas y esa idea es a la que me refiero, esa que implica cambios profundos en una sociedad que consume eslóganes y se comunica a través de ellos.

      Y de otra parte: la objetiva… Apple, detrás de ese eslogan está la empresa mejor valorado por los consumidores en todo el mundo… y Barack Obama es el presidente de EEUU…

      Y ahora vuelvo a lo subjetivo: Apple y Obama son ejemplo de productos innovadores e ideas que han sorprendido y producido cambios en la sociedad…

      Feliz fin de semana amig@s!

      • Aqui en ocasiones se ha pretendido emular a los americanos en campañas políticas,galas para diferentes ocasiones,y la puesta en escena ha sido penosa rozando lo grotesco,porque en el fondo la copia es un homenaje a lo verdadero,y no han pasado de ahí.
        La famosa fórmula de nombre operístico AIDA(Atención,interés ,deseo,adquisición)se refiere a mercaderías…la defensa del ciudadano ya tiene el atractivo sustancial asegurado.Y por otra parte las idiosincracias de cada país son bien distintas.
        Lo que apuntaba Ramón en cuanto etica y estética…Si algo no es genuino y no encierra un valor defendible por mucha fòrmula de imagen que se busque sólo conseguirá desgastar los sentidos.La valoración una vez testado el anunciante,si este es bueno puede poner una manzanita o
        un melocotón.¿El eslogan que se me ocurre?.El subconsciente colectivo,lo que está pensando casi toda la sociedad civil:¡ACCION!

  12. Graciás por tu articulo Ramon,

    Dices “el grupo de presión puede ser una organización ― como la propia FC ― que promueva un movimiento social, determinado a la consecución de unos fines políticos concretos”

    Desde hace muchos años el sistema político de nuestro país, de cara a la sociedad, esta desvirtuado. En demasiadas ocasiones me pregunto si la política realmente esta al servicio de la sociedad.

    Para mí, sociedad civil y política se necesitan por igual y puedo estar de acuerdo contigo en el término de “grupo de presión”, siempre en el sentido de que esta presión sea para que el sistema vuelva a su estado normal y cada uno tenga el protagonismo que debe tener en su justa medida. La experiencia nos dice que cuando alguno se apropia de todo el poder o protagonismo, la balanza se desequilibra y simplemente trae un sistema de injusticias.

    Saludos cordiales,

    • En efecto Sociedad Ilimitada, a mi juicio, la triple obligación moral de la FC es la de rehabilitar a la propia clase política, al Estado y a la Sociedad Civil misma. Qué nadie se llame a engaños, una democracia representativa liberal como cualquiera de las actualmente vigentes en Occidente, requiere de unas fuerzas políticas concurrentes, de unos políticos honrados y de un Estado independizado del arbitrio y del capricho del Gobierno de turno. En ese sentido, si la Sociedad Civil con la tarea de higienización de los partidos e instituciones políticas, ésta no tendrá nada que hacer. La paradoja es que, los propios partidos se han dado cuenta de que necesitan a la hasta ahora olvidada Sociedad Civil, por eso la FC tendrá éxito, por la Providencia de coincidencia de esos factores. Gracias por su perspicaz apunte.

      • Estimado Ramón.

        Envidio tu erudición, envidia sana, tu mente preclara nos abre ventanas que estaban cerradas antes, pero obviamente muchos de nosotros no hemos dedicado nuestro tiempo libre a cultivarnos, intelectualmente hablando, obligaciones familiares, negocios, o simplemente desidia, han sido obstáculos para la formación del Espíritu.

        Con esto no quiero decir que no me sienta comprometido con este movimiento que se está gestando, pero al contrario que tu, pienso que no va a reunir un número suficiente de partícipes,(¿Cuantos son necesarios? millones creo.) y digo esto no con ánimo de desanimar al personal ni mucho menos, sino, como mero espectador de la sociedad de la que formo parte, y el grado de compromiso que se capta en la mayoría de sus miembros.

        • Camarada Óscar, no has de admirar mi supuesta erudición porque no es tal créeme. Simplemente, tengo muchos libros buenos y mucha facilidad para buscar entre ellos aquello que quiero expresar/os. Casi todo lo que escribo lo obtengo de fuentes reputadas, pero lo transcribo de manera amanuense como los antiguos escribas pre-Gutenberg (no copiando y pegando de Internet -ni de la wikipedia- como algún maldiciente o malpensado a podido decir o pensar, exceptuando alguna fecha o dato muy concreto que no pueda obtener de las fuentes de mi nutrida biblioteca). Además, yo medio aprendí a escribir con casi treinta años que es cuando acabé el carrerón… (no supe acentuar hasta que llegué a la universidad con casi veinticinco y me sacaron los colores delante de alumnos de dieciocho). El curso pasado me volví a matricular para estudiar y aprender Ciencias Políticas y de la Administración (no por el título) y así que dieran cuatro pinceladas de qué va el tema, y yo poder ahondar por mi cuenta en esta apasionante disciplina que estoy descubriendo con la ilusión de los locos y de los niños. También he tenido y tengo obligaciones familiares, malos y menos malos negocios, problemas domésticos y de diversa índole, desidia, muchísima diversión y dispersión en mi 1ª juventud (quizá demasiada…), pero desde hace dos años creo haber iniciado un Camino conducente a mejoras personales, civiles y políticas, y por eso me has encontrado aquí. Así mismo, le debo casi todo lo que soy a mi padre (ése sí que sabe de verdad)En lo referente al proyecto de la FC, depende de muchos factores que se escapan a mi conocimiento, a mis anhelos e ilusiones, a los vuestros y a los de ellos. Va a ser muy complicado por no decir casi imposible intentar siquiera cambiar las reglas de “juego democrático” que “nos dimos todos los españoles” en 1978. Quizá, seamos un puñado de ilusos, pero ¿y si se cuela el balón por la portería del Congreso? En cualquier caso, esto lo lidera un genio que tiene un no sé qué y un aquél, que a lo mejor pita el asunto. El problema querido Óscar no son las capacidades, ni las trabas que, obviamente, pondrá la estirpe parlamentaria, gubernamental y zarzuelera, ni siquiera, la voluntad y compromiso del Pueblo español, no. Es el tiempo que nos apremia de desigual manera, aun con el magistral timing y cronograma de acciones pergeñadas por el Magister. Ergo, si la cadena se sale y no conseguimos sincronizar la marcha de la FC con la situación de la Sociedad Civil y el momento histórico que demanda toda España, pues eso… Encantado de conocerte y departir contigo.

          • Elena Enriquez Alcina 6 marzo 2011 at 13:06

            Ramón,

            Tienes mucha razón, estamos viviendo un momento histórico. Mi sentimiento de impotencia es grande, se cumplen nuestros peores temores y poco podemos hacer. No me siento en una democracia, lo que veo diario en los periódicos, la TV, es un improperio tras otro. Me siento protagonista de la Vida es Bella, una tragicomedia al más puro estilo Italiano. Mi lógica no entiende que con todo lo que ha caído, este gobierno no se haya ido ya. Un buen profesional ante todo es responsable y cuando algo le queda grande, apelando a esa responsabilidad, voluntariamente dan paso al que tiene instrumentos para solucionar la situación. Yo siento vergüenza de quien me representa.
            Tenemos que movilizarnos y reclamar la dirección de nuestro destino.

          • Que fue lo que te cambió Ramón,para dejar el Rodolfo Valentino y dedicarte o mejor dicho dedicar tu tiempo a Dios?
            Con tus latinajos del principio, crei que eras seminrista rebotado.
            Luego pense que tenias apurillos en los negocios.Que pena, y tan dotado para escribir, el muchacho.
            Y ahora ya no se que pensar. Estudias Ciencias políticas.
            Escribir aquí,te toma también mucho tiempo, luego me pregunto cuando trabajas?
            Alguien te dió el don de la ubicuidad?

            No se de donde lo habras sacado,pero es cierto. No me puedo quejar.Pero no es menos cierto que tengo que trabajar el doble, para llegar raspando a lo de antes.

            Erase una vez..yo también era de Misa diaria. Por desgracia érase una vez.

            Mealegra que hayas encontrado tu Camino, y que en esta andadura común nos hayamos conocido.
            Buenas noches valencianet.Un cariñoso saludo MA

  13. ¿…influencia no directa o diferida…?

    En tu definición de grupo de presión, dices “aquel que ejerce su influencia sobre el sistema político y administrativo del Estado, de forma no directa o diferida,…”

    Pienso que la influencia puede ser “directa o no directa” y esto va a depender del peso (politico) del lobby de turno.

    Influencia Directa: una llamada de teléfono de Botin a Zapatero, pidiendo que cambie una norma contable del Banco de España, como puede ser la contabilización de las viviendas al precio de compra para no “perjudicar” la cuenta de resultados del balance

    Con respecto a influencia diferida, no me queda claro la idea que quieres transmitir.

    Buen articulo Ramón, recibe un saludo.

    • Hola Víctor, con influencia diferida me refiero a poder transmitir nuestro mensaje o buena nueva a ciertos políticos que sean más independientes que sectarios, y que, dentro de sus propias formaciones políticas puedan hacer de portavoces de las reivindicaciones cívico-políticas de la Sociedad Civil que la FC canalize hacia éstos. De ahí lo de “no directa o diferida”, porque la FC no es un partido político, ni el Gobierno ni el Estado con una influencia directa e inmediata (p. ej. a partir de ahora a conducir por las autopistas/autovías sin sobrepasar 110 Kms/h). Sería algo así como un partido de fútbol retransmitido en diferido, no podemos jugar siendo retransmitidos en directo, sino después de haberse jugado éste, pero el telespectador (la opinión pública) lo puede visionar dos veces. Lo bueno no es el artículo, lo son los agudos comentarios como el tuyo. Agradecido.

      • “…políticos que sean más independientes que sectarios…”

        Yo no haría una afirmación tan rotunda…. Te llevarías una sorpresa las cosas que se pueden conseguir (por supuesto que para la sociedad civil) con políticos sectarios (tanto en su primera como segunda acepción de la definición de la RAE http://www.wordreference.com/es/en/frames.asp?es=sectario )

        Recibe un saludo.

        • Es por utilizar un eufemismo para ocultar lo que pienso realmente, que no distará mucho de lo que tú estarás pensando. ¿Te has dado cuenta del acercamiento de ciertos políticos a nuestro Presidente? Andan revoloteándole. En el fondo los políticos no son tan diferentes a cualquiera de nosotros. Algunos se dan ahora cuenta que, precisamente, para seguir manteniendo sus prebendas (o para alcanzarlas en grado sumo), les conviene aproximarse a todo lo referido a la Sociedad Civil. De ahí el coqueteo con la FC. A mí me atrae esa interlocución medida, porque la entiendo imprescindible para la consecución de nuestros fines. Roma no se hizo en un día y necesitamos -nos guste o no- a los tribunos. Con afecto, Ramón.

          • Primera División Nacional vs. Liguilla Regional/Local

            Estimado Ramón,

            ¿Tienes idea cuando comenzaremos a jugar en primera? …. Es que esta liguilla me aburre.

            Recibe un saludo.

        • Tranquilo Lionel Messi, que todo llega si perseveramos todos juntos. De momento, no nos queda otra que seguir practicando con el gambeteo, la finta, el dribbling y la bicicleta hasta que el mister nos dé unos minutos de juego. Creo que tenemos el mejor plantel, y un banquillo tan bueno o mejor que el primer equipo. Tú y yo no somos titulares porque quizá, seamos demasiado Maradonas, y eso pica. Bueno, la FC sigue concentrada antes de participar en la fase clasificatoria civil conducente a la fase final del campeonato político. Fíjate, me preocupa más que nos metamos los goles en propia puerta que los dejemos de marcar al contrario. En cualquier caso, no te apures pibe, que al final siempre nos quedarán los penalties o comprar al portero del equipo opuesto… “Dicen que escapó de un sueño en casi su mejor gambeta que ni los sueños respeta tan lleno va de coraje sin demasiado ropaje y sin ninguna careta. Dicen que escapó este mozo del sueño de los sin jeta que a los poderosos reta y ataca a los más villanos sin más armas en la mano que un diez en la camiseta“. Mama, mama, João Havelange me tiene manía. No te impacientes querido Víctor, que si Diego marcó ese gol a Inglaterra en México 86′ es que Dios existe y todo es posible. Un abrazo (Me dijiste hace días que quisiste comentar algo conmigo el pasado día 16, pídele al Administrador si así lo deseas, mi email y mi teléfono para contactar).

  14. A mí no me produce ninguna incomodidad el término “grupo de presión”; me parece que connota y condensa perfectamente ese ánimo de actuar y de inducir a la acción también a otros, principalmente a quienes ejercen el poder en la sociedad.

    Cuántas reivindicaciones de derechos o percepciones generalizadas de necesidad de cambio surgen hoy que por la atracción gravitatoria de los partidos políticos quedan desactivadas en la órbita de un “in patiendo” y “non faciendo”: casos Mª Luz, Marta del Castillo, reforma de la ley electoral deseada por todos, ignominioso trato de favor a las entidades bancarias…

    Se “toma nota”, o se alude a un bien superior razonable o no, y con el tiempo el prurito inicial se anestesia y queda difuminado.

    Gracias por el artículo de hoy. Un saludo.

    • Friedrich creo que la FC se ha desligar de las loables y comprensibles reivindicaciones domésticas/particulares derivadas de casos como los que nombra. En ese sentido, considero obsceno el tratamiento y aprovechamiento mediático-populista-electoralista que se han venido haciendo con ambos luctuosos casos, por parte del presidente del Gobierno y del líder del principal partido de la Oposición. Ambos, les han puesto una coca-cola, han simulado preocuparse por los casos poniendo cara de circunstancias, y hasta luego lucas… Esta tomadura de pelo se resume en una elocuente frase del padre de Marta del Castillo: “Dormimos igual si hay un rey o una reina, pero no si nos falta un hijo“. Todos vimos a la sufrida madre de Sandra Palo con el micrófono en el turno de “ruegos y preguntas” la tarde-noche de la presentación en sociedad de la FC, y ése no me parece el canal adecuado para tales menesteres, por más desgraciados que éstos sean. La FC no es el bálsamo de fierabrás que todo mal cura. Gracias por su aportación.

  15. ¿Podría la Fundación Civil ejercer como grupo de presión?, pues claro, si así lo deciden los patronos.
    La finalidad debería ser el bien común, no el interés privado, ni de ningún grupo en concreto.
    Ante esto caben dos opciones, filosofar sobre las distintas posibilidades que el marco jurídico español nos ofrece, o plantear algo concreto para beneficio de todos, de modo que nos pongamos a actuar ya.

    Mario Conde pedía en su escrito de presentación de la FC que aportáramos ideas, y se me ocurren dos que creo nos beneficiarían a todos los españoles.

    Pagamos impuestos abusivos y hay que poner coto legal a este desmadre, ellos no lo van a hacer, nos toca a nosotros hacerlo.

    La Ley de Haciendas Locales establece que el valor catastral no puede ser superior al 50% del valor real del inmueble, (salvo que esto se haya modificado recientemente y no me haya enterado).

    En muchos municipios de España el Valor Catastral está por encima del valor real de mercado, en Sant Cugat, (Barcelona) hay IBIs con el 150% del valor de mercado, por lo que pagamos impuestos abusivos. Ahora el valor de los inmuebles ha bajado un 30% de promedio respecto al 2.007, pero la Administración Pública parece sorda ante este hecho.

    ¿Podríamos ponernos de acuerdo en solicitar al Estado que se cumpla esta ley y que los valores catastrales que gravan nuestros IBIs se sitúen en el 50 % del actual valor real de los inmuebles?.

    Este tema, como ejemplo de otros muchos que podríamos sugerir sirven para el bien común.

    Podríamos pedir al gobierno que no engañe más a los españoles, y que midan nuestra presión fiscal en relación a la renta per cápita, y no como ahora en función del PIB.
    Si contamos la presión fiscal en relación al PIB, estamos en el tramo medio en relación a Europa, pero 50 empresas españolas representan el 50% del PIB, lo que significa que no es nada proporcional a la capacidad de esfuerzo de los españoles. Si relacionamos la presión fiscal con la renta per cápita, somos el tercer país de la Unión Europea en lo que se refiere a la presión fiscal.

    Estas dos propuestas las podríamos pedir desde la FC al gobierno, mediante una iniciativa popular legislativa. Nos constituiríamos en un grupo de presión, y daríamos un ejemplo claro a la sociedad civil de que la FC trabaja para el beneficio de todos los españoles.

    ¿Podemos hacerlo?

    • Partiendo de la base que los conceptos “bien común” e “interés general” tienen más de eufemismo que otra cosa, creo que sí, y desde un punto de vista y de acción realista y no quimérico, podríamos intentar situarnos en el lugar de los ciudadanos/ representados (porque esta Fundación está conformada de ciudadanos de todo pelaje y condición) de la Sociedad Civil, haciendo la FC el papel de sus representantes y alienando la voluntad e intereses generales populares con los privados de la Fundación. “¿Podemos hacerlo?” Lo estamos haciendo ya. Gracias por su aportación al debate.

  16. Gracias por tu artículo Ramón.Entendido desde el primer momento “Grupos de presión” canalizando ideas. Un saludo

  17. Por mi parte no hay ningún problema en utilizar la expresión “grupo de presión”, porque al margen de que a algunos oídos sensibles les pueda gustar más o menos dicha expresión literal, está claro que la función a realizar, además de idear, debatir, acordar, trasmitir y organizar, es la de lograr, gracias a la presión o maneras de convencer o influir en las instituciones, que aquellas cuestiones consideradas como necesarias de cambio sean finalmente atendidas por las autoridades competentes y subsanadas atendiendo la demanda social ejercida cívicamente pero con la intensidad apropiada en función de la resistencia que dicha autoridad competente ponga en desoír la voz de la ciudadanía.

    Siempre por parte del poder se puede argüir que la presión, o como se le quiera llamar, ejercida en pos de un objetivo, no es una demanda mayoritaria de la sociedad; pero para eso está la figura de los referéndums, que junto a la utilización de la Iniciativa legislativa popular, son dos instrumentos básicos para dar cauce material a las aspiraciones de la ciudadanía.

    Para mí más importante que la actividad ciudadana se llame presión o cualquier otro calificativo, es la elección de las reivindicaciones a realizar y objetivos a lograr, distinguiendo, como bien dice Ramón en su artículo, los intereses parciales de cualquier grupo, bien sea ideológico, económico o meramente corporativista, de los intereses colectivos del conjunto de la sociedad, o al menos de una amplia mayoría de la misma.

    Eso es justamente la prueba del algodón, comprobar en la práctica si los fines que se marque la Fundación van a coincidir con los intereses del colectivo general o si van a estar escorados hacia una de las orillas o extremos, los cuales como también tan bien dice Ramón, no les suelen gustar los puentes y prefieren seguir ahondando el abismo que les separa.

    Pues muchas gracias por el artículo y mostrar mi conformidad con gran parte de él.

  18. Estoy bastante de acuerdo con tu artículo Ramón, pero en definitiva, el grupo de presión actuaría igual que los lobbys americanos, una parte importante de la sociedad civil, a través de las fundaciones, asociaciones, etc, reclama al Estado/Gobierno una serie de medidas, leyes, regulaciones, que precisan del acuerdo de los políticos para que estas lleguen a aprobarse, para eso son necesarios los “asesores políticos” que son los que buscan los votos entre los parlamentarios para que se aprueben dichas medidas. En nuestro caso ¿quienes son nuestros asesores políticos? ¿Serían los miembros de la FC? a lo mejor sería una profesión nueva, la de asesor político, entendida como intermediario entre los Partidos y la sociedad civil.

    • Buenas noches Óscar, le respondo con tres preguntas: ¿Quiénes de nosotros no ha confiado su voto a nuestros políticos? ¿Hay miembros de la FC simpatizantes, votantes, afiliados a partidos políticos? ¿No hay políticos pululando alrededor nuestra? Como principio de respuesta: Todos somos semipolíticos, ellos los políticos y nosotros los civiles, y ni ellos ni nosotros venimos del planeta de raticulí… Gracias por sus interesantes aportaciones al debate.

      • El quid de la cuestión está precisamente en que confiamos nuestro voto en ellos, pero ellos no representan los intereses de sus votantes, sino de quienes les ponen en las listas, luego usan nuestro voto para sus particulares intereses, este sistema funciona en un único sentido, el del votante hacia el partido político, luego el partido político se olvida del votante hasta las siguientes elecciones. Si a nuestro papel, el de votante, le llamas ser político o semipolítico, bueno, lo seremos, pero yo no lo siento de esa forma en absoluto.

        • Ya Óscar, pero por la misma regla de tres inversa, los partidos políticos podrían también acusar a los grupos de presión de defender intereses parciales. Esto sería tanto como decir que no representamos el interés colectivo o general de la Sociedad Civil. En ambos casos, y de ser cierto ese paralelismo, (que yo creo sí se da), ello no supone a mi entender que esos intereses parciales no sean algunas o muchas veces legítimos y respetables, al margen que éstos provengan de un grupo de presión o de un partido político. Ni que tan siquiera, sean contrarios, por definición, al “interés general” y al “bien común”. Y, precisamente, entiendo que dichos intereses, los de los partidos políticos y los de los grupos de presión (como podría ser la FC) puedan coincidir en pro de toda la sociedad civil y política. Una observación: He dicho intereses “parciales”, pero no intereses “privados”, porque hay grupos de presión -como sería el nuestro- que defienden también intereses colectivos además de sus intereses parciales, que haberlos haylos… Buenas noches y agradecido por avivar el constructivo debate.

          • Hay una manera muy fácil de solucionar el problema, todas aquellas leyes que tengan una transcendencia clara en nuestra sociedad, que sean sometidas a referendum, que la sociedad civil opine, que ya somos maduros para saber lo que queremos.

            Y que la sociedad civil, a traves de los grupos de presion, o como quieras llamarlos, que tengan potestad para incluir enmiendas, promulgar leyes y derogar aquellas que vayan en contra del sentimiento general.

  19. Quiero poneros un ejemplo práctico. Yo soy miembro de una plataforma que reúne a productores de energía fotovoltaica de toda España. El gobierno sacó recientemente un decreto ley que modifica sustancialmente y a la baja con carácter retroactivo, las primas que amparaban dichas instalaciones hasta septiembre de 2008. El ejecutivo ha negociado con los nacionalistas la aprobación de este decreto ley. A pesar de que ha sido denunciado como ilegal, anticonstitucional, e incluso desde Europa se ha advertido al gobierno que va en contra del Estado de Derecho y de la seguridad Jurídica, por un lado les entra y por otro les sale.

    En nuestro caso, el grupo afectado (lobby) somos todos los productores de energía fotovoltaica, nuestro asesor polítco son las plataformas, que hacen de intermediarios entre nosotros y los políticos, pero esto, en la práctica, no sirve de nada, pues estamos en una dictadura de partidos, y lo que negocian entre ellos es lo que prima, pasándose por el forro lo que opinen, como en este caso, el grupo afectado, y obviando las graves consecuencias que esta medida puede provocar en 55.000 familias españolas.

  20. Lo que quiero decir es,que tal y como está montado el sistema actualmente, los grupos de presión no funcionan, pues los parlamentarios están sometidos al voto del partido al que pertenecen, y no a quienes les votaron en las elecciones, y por mucho que estén de acuerdo a motu propio, con las demandas de la sociedad civil, votarán lo que les indique su partido en cada momento.

    Esta es la triste realidad. Ergo si queremos cambios, habrá que ir a “revolución civil”, tipo las que hemos visto en nuestros vecinos mediterráneos. Liderados o espontáneamente, cuando ya no aguantemos mas abusos.

    • Oscar te doy mi pésame por este gobierno que tenemos y por lo que han hecho con vosotros, efectivamente están creando una inseguridad jurídica, y lo triste es que como sois minoría, solo podéis quejaros, la prensa no os hace caso y menos la TV.

      Parece que no hay nada que hacer. Por eso ha cundido el desánimo entre la sociedad española, pero hay una solución antes de la revolución social, y es la propia FC. Si entre todos logramos que la FC sea una referencia para el grueso de la sociedad, entonces podremos cambiar, porque ganaremos por mayoría absoluta. Pero eso depende de que el español medio conozca a la FC, entre, se interese, participe o lea, o vea que la FC defiende sus intereses y hable de ello. Este sería un camino para crear una plataforma social que pueda cambiar nuestro destino como nación. Si no lo logramos y creamos ilusión en el futuro, esto estará cada vez más negro, cada vez peor, como el futuro que tenemos programado.

      • Los objetivos de la FC son loables, pero al día de hoy, utópicos, yo no me desanimo y pienso seguir luchando en los frentes que haga falta, pero estoy harto de poner la otra mejilla. Vale ya de clases privilegiadas, vale ya de castas aparte, café para todos, si hay ley que sea para todos igual, pero en este país siempre pagamos los mismos, la sociedad civil, y llega un momento que no se puede aguantar maaaaaaaaassssssssssssssssssss

    • Óscar: “[…] que la sociedad civil opine, que ya somos maduros para saber lo que queremos. ¿Seguro que estamos/somos maduros? En cuanto al procedimiento del referéndum, me parece más próximo a la democracia plebiscitaria que a la semidirecta. Sepa Vd. que, el referéndum normalmente tiene resultados conservadores del statu quo, y suele rechazar los proyectos progresistas de reforma. Por ejemplo, ¿Sabía Vd. que en Suiza -el supuesto “el dorado” de la democracia participativa/directa/semidirecta y de la iniciativa popular-, fue el único país democrático de la Europa Occidental en rechazar vía referéndum/veto o mediante los Landsgemeinde (asambleas populares de ciudadanos que votan a mano alzada) el sugrafio femenino hasta ¡1971!. Con ello no le quiero decir que el referéndum no presente la gran ventaja de permitir al conjunto de ciudadanos de resolver por sí mismos los problemas importantes evitando que sus “representantes” acaparen todo el poder política y la potestad legislativa, no Óscar, pero no es la panacea ni la purga de Benito para nuestra “madura” democracia. Buenas noches y gracias por avivar el debate y la reflexión.

      • Luego volvemos al principio, ya que el referéndum puede “tener resultados con tendencias conservadoras del statu quo,” sigo pensando que la mejor representación democrática es la de listas abiertas, grupos de presión, y asesores políticos, emulando el sistema político americano.

        Y por supuesto, que gobierne el más votado, sin necesidad de negociar con minorías, que ya hemos visto los resultados altamente perniciosos para nuestra sociedad.

        • Óscar coincido con Vd. en defender la mayoría simple, las listas abiertas, los grupos de presión, y los asesores políticos, y, algo muy importante puestos a pedir, la circunscripción electoral única. Hay algo muy importante y original en su propuesta de los asesores políticos, ya que, como así ocurre en los USA, los grupos de presión sostienen a candidatos propios, encuadrados en partidos, o apoyan a políticos que defienden posiciones coincidentes con las suyas, tanto en propaganda como financieramente, a fin de poder tener canales de representación y de defensa en el sistema político establecido. Buenas noches y gracias de nuevo.

  21. ¿Cómo explicar la Verdad de la Cosas usando las Palabras?

    Buenos días Señor, D. Ramón. Es un placer volver a leerle pues se van echando en falta artículos sinceros y variados por los lugares. Creo que es cierto, muy cierto, que no se acaba de comprender en esencia lo que supone o ejercita como grupo de presión, quizás por no entender lo que supone, quizás por seguir sin leer adecuadamente lo que está escrito y leer pensando lo que cada cual quiere.
    Por ejemplo, Cospedal del PP habla de comienzos de 4 fondos de reptiles y ahora 70. Lo hace desde palma de Mallorca, parece que lugar por excelencia para cosas importantes de la derecha nacionalista española. Y lo hace bajo la presión mediática de los suyos al presentar sus candidatos bajo el lema: más sociedad, menos gobernar. Vaya, que eslogan más pírrico de izquierdas llevan en esta campaña. Será que creen que los Ciudadanos son tontos. Y lo hace a sabiendas que ellos son los responsables de muchas tropelías, de demasiadas, entonces se ceban en una Comunidad para poner al suyo y zas, lanzan todo tipo de improperios contra el que sea y lo que sea con tal de hacer de grupo de presión y luchar por lo suyo de las maneras que sean, incluyendo las mentiras de todo tipo, como ya estamos hartos, en este país, de aguantar durante años o siglos.
    Y, muchos dirán. Alfonso está loco. A ver. Sí estoy Loco, pero no de esa locura. La cuestión a ese por qué es sencilla. Usted lo ha podido constatar igual que yo.
    En el artículo del Sr. Mario, el penúltimo, cuando habla de Carmen Torres, él hace un llamamiento contra una mísera mentira que se produce contra su persona. ¿Es extensible la presión hacia todo lo que representa su nombre y su persona? Parece que sí se podría tomar de dicha manera por dos razones:
    a) Las gentes, mentes pensantes en el dolo, quieren hacer daño a la persona y todo lo que con ella se mueve. Habría que mirar el por qué de tales razones. Analizarlo.
    b) Las gentes, mentes pensantes en el dolo, quieren, aprovechando del tirón de determinado nombre y persona, denunciar, sabiendo que dicen mentira, para denunciar actividades de terceros, en este caso de la Junta de Andalucía.
    En cualquiera de las dos formas, dice mucho del estilo utilizado por este medio de incomunicación y de otros similares, por no decir todos, que son capaces de montar la que sea para hacer creer cosas que no son. Y así nos va. Hacemos encuestas, escribimos editoriales, pensamos que los Ciudadanos son borregos, pero sus lindezas son de otro nombre y de otro contenido. Son de grupos de presión, al estilo las malas formas aplicadas desde hace años por los grupos de presión nacionalistas españoles. Aunque en este caso sea contra la figura del Sr. Mario Conde y todo lo que representa.
    Entre la cantidad de aportaciones, millones de ellas al igual que la audiencia millonaria del programa del martes desde Palma de Mallorca, según el Sr. Mario, dato que entiendo suelta sin rubor para enaltecer a sus seguidores y no caer en el empeño, pues los índices reales dicen que goza de una audiencia entre las pequeñas alta, pero entre las demás pequeña, muy. Bien, entiendo que diga esto para dar pavoneo a sus huestes, pero más como unas palabras dirigidas contra el grupo de presión mediático que supone la editorial de El Mundo y Veo7 entre otros medios de incomunicación. O sea, que podemos decir que se ha iniciado una guerra entre dos grupos de presión mediáticos. Y que pueden usar y utilizar el armamento que estimen oportuno para tales fines.
    Y muchas de las aportaciones entran al trapo de la arenga del Sr. Mario Conde, me parece justo y correcto su enfado y malestar, más aún habiendo hablado con la interfecta, pero a sabiendas que era imposible medrar en las maneras y formas, pues sabe como son y cómo se las gastan en ese tipo de grupos de presión. Y sueltan lo que les apetece, actuando como otro grupo de presión que sigue a su Líder y no consiente que éste sea vapuleado por nadie y por nada. Pero al no leer, comprender, y razonar, lo que el Sr. Mario dice en ese su escrito, las aportaciones, muchas de ellas, son arengas propias de luchas de grupos de presión que se meten hasta con aquello que no ha pasado. Qué echan la culpa a quién no ha dicho nada. Qué responsabilizan de lo ocurrido a ZP y a los ineptos que votan al PSOE en Andalucía, según ellos, no yo. Y sueltan, sapos y culebras, contra todo lo que supone meterse o haberse metido contra su Líder, su dios, el Sr. Mario Conde. Y éste, no ajeno a esas luchas, aunque no sé por qué, aunque lo pueda intuir por lo menos dos o tres sazones, usa todos o algunos de sus elementos para responder con su grupo de presión.
    Antes ponía dos apartados, el a) y el b), para aclarar un poco lo que yo creo que podría estar sucediendo. Y ahora expongo el tercero, el c). Bien resulta que sin querer o queriendo, les ha salido dos cosas, las dos cosas expuestas y escritas. Se meten contra la persona y todo lo que supone la persona y sus gentes, las razones, se saben y conocen, el Sr, Mario seguro que se las imagina aunque quiera pasar desapercibido, pero lo que realmente están es haciendo su campaña de presión en una zona en concreto, como es Andalucía, para ayudar al PP en contra del PSOE, siendo capaces de contar las mentiras que sean y de las maneras que sean, produciendo tremendos daños y dolo, simplemente por seguir en sus trece de que ZP no esté más de los 8 años reglamentarios y reglamentados por ellos, por estos grupos de presión de la derecha. Y son tan bestias, que les da lo mismo arremeter contra el Sr. Mario Conde, si con ello pueden dar a entender que la Junta de Andalucía, con el PSOE en su Gobierno, fue capaz de ayudar a un personaje como el Sr. Mario Conde. Es decir, pretende el descrédito de la persona y lo que supone, por dar a entender a los Ciudadanos, que es parte del compadreo y del choriceo que dicen se da en esa Comunidad.
    Les duele mucho no tener el poder que nos es de ninguno de ellos, pero les jode mucho más no saber cómo hacerse con el poder, pero de paso, no vaya a ser que se le ocurra montar un partido o similar, le zumbamos al Sr. Mario Conde, otra vez, y le desprestigiamos, otra vez, para asustarle y ponerle en su sitio, pues este nos quita votos a la derecha y extrema derecha, bastantes del centro, algunos de la izquierda, y nos hace la pinza como intentó la otra vez. Pero claro, ahora que sabe que le jodimos entre todos, pero más nosotros, y que usamos el mismo sistema o similar, con la idea de los grupos de presión sobre él, de todo tipo y mentira muchos de ellos, pues con esos años de cárcel, el sufrimiento de su familia, y las penalidades que le hicimos pasar, a éste hoy no le asusta ni dios, y mucho menos nosotros. Y además se ha hecho o en parte con un medio de incomunicación que tiene más tirón entre los nuestros y eso nos jode mucho más. O le damos o perdemos a corto plazo. Decisión. Le intentan dar.
    Pero sus fieles seguidores, confunden a quien o quienes deben dirigir sus iras. No tiene la culpa El País o Público o el Grupo Vocento, a demás de otros grupos de presión mediáticos, por su puesto que los vascos, el País Vasco, SORTU, y demás personas de otros sitios tampoco. Aquí, los únicos responsables son los de las ideas de derechas y de extrema derecha, alguno de centro pudiera haber pero de momento se callan, que son los que ven con miedo que el Sr. Mario Conde les pueda hacer daño si toma decisiones concretas. Y han visto la doble jugada de meterse, para favorecer a Javier Arenas y al PP, con el Sr. Mario Conde y su persona con todo lo que se le relaciona, para desprestigiar al PSOE y de paso también a él.
    La jugada doble e incluso cuádruple, les saldrá bien, si las personas saben a quien deben de verdad criticar y duramente, es decir, a los que están dispuestos a votar a los mismo al PP, pues esto lo han montado otra vez ellos, así como en su día lo montaron con Aznar y casi los mismos. Sean inteligentes y defiendan a su Líder desde la razón y el corazón, pero no cayendo en burdas mentiras como ellos hacen. La guerra de los grupos de presión ha comenzado en donde se preveía, en los que no entienden de libertad y democracia, en los que se creen que el Mundo, el de verdad, es suyo. Pero hay que ser muy valientes y decir las verdades a la cara, y Ustedes Señores, son parte de otro grupo de presión, como bien dice D. Ramón, pero deben saber que para dilucidar en suerte contra lo mentiroso, hay que dirigir los tiros contra lo propio y siempre llevar la cabeza alta diciendo la verdad. Y esto último, es muy jodido y difícil.
    A que le ha gustado, D. Ramón, mi particular explicación de lo que son y suponen los grupos de presión, en este caso en la política que lo mancha todo.
    Un placer y seguimos…..

    • Alfonso, le entiendo perfectamente, el programa de El Gato al Agua del martes pasado obvió sin ningún rubor el caso Palma Arena de Matas, porque la inmensa mayoría de la audiencia congregada en el Centro de convenciones del Gran Meliá Victoria de Palma, y frente a sus televisores del salón de su casa son votantes del PP. Por eso, Intereconomía no es un grupo de presión sino un grupo de interés que presiona sólo en una dirección. La FC es diferente y sí puede representar un grupo de presión civil y comunitario que presione en diferentes direcciones, incluso contrapuestas y aparentemente contradictorias, dado que la Sociedad Civil es así: Habla igual del Gürtel, que del Palma Arena, que de los ERES de la Junta, que de Mercasevilla, que del Faisán, que de lo Sortu (que me parece mal que no le den una salida porque va a ser peor el remedio que la enfermedad), etc. Como Vd. dice, seguimos, pero no perdamos el paso que a veces da la sensación que lo llevamos cambiado. A ver si nos tenemos que pintar cada bota, una de color azul y la otra de color rojo, para saber dónde tenemos la derecha y la izquierda… como le tuvieron que pintar a un compañero mío en la mili porque no se aclaraba el muy inútil. Gracias y seguimos.

  22. Buenos días.

    ¿Es posible que alguien crea que el tinglado que han construido en España las oligarquías durante decenas de años (¡con el esfuerzo que han hecho las criaturitas, gracias a los billones de pesetas aportadas por nosotros y el resto de contribuyentes europeos!), va a poder ser remodelado convenientemente con la utilización de los métodos legales que han dejado a nuestro alcance?

    ¿Qué han hecho ellos -cuando han tenido necesidad de conseguir sus fines- con las legalidades vigentes de cada momento?

    Es una batalla la pendiente, muy desigual.

    ¿Qué es eso de las firmas…? ¡¡Pura befa, chanza, chufla!!

    ¿Se puede mantener en secreto un recabado de firmas? Se podría, y aún así, gracias a los topos…, muy difícil, si FC la formáramos 500.000 almas o más… ¿Cuanto tardarían en elevar el mínimo requerido a 750.000, por ejemplo…?
    Con que antes de que las presentare quien fuere, algún grupo parlamentario lo hiciera a su vez, sería suficiente para rechazar tal iniciativa popular… Nos tienen pillados, amigos. Les hemos concedido mucha ventaja…

    Solo el número, la cohesión, y los objetivos claros, pueden hacer moverse el fiel de la balanza hacia la decencia.

    ¿Cinco millones de personas pacíficas y muy dolidas de toda España en Madrid, es un buen preliminar para sentarse a negociar? (Con chirucas y saco de dormir…, para entendernos. Dispuestas a no volver a sus casas hasta que los modelos de Estado y Gobierno no muten, haya una nueva Constitución, y se elija a los representantes en circunscripciones del mismo número de electores en todas y cada una de ellas).

    ¿Qué tal si se adereza con un cierre indefinido de todos los negocios de autónomos españoles?
    ¿Qué tal si éstos -todos-, además, no ingresan sus liquidaciones periódicas en Hacienda?

    Apresurémonos a tomar medidas, pues a la que nos descuidemos se adelantarán y nos pillarán a contrapié como ocurrió con los controladores aéreos… ¡Qué bien lo tuvieron para prestar un servicio impagable al país, si se lo hubiesen planteado! Permitieron que los manipulasen de tal forma que, jamás podrán alzar su voz en reivindicación alguna…, ¡¡y dieron pretexto al Gobierno para catar su abuso de poder en un estado de emergencia!! ¡¡Un re-abuso!! ¡Que gozada; no lo puede decir todo el mundo! ¡Como les va el ser pequeños dictadores a todos esos…!

    El Sistema es mucho sistema. Es poderoso, pero cobarde. Si se le da su parte, negocia. Si les dejas, te comen el alma.

    ¿Proponéis presión…? ¡¡Lo antedicho si se parece algo a lo que es la presión!! ¡¡Adelante, pues!!
    ¿Estáis dispuestos a promover en la sociedad civil éstas y otras acciones semejantes con el fin de acabar con esta Monarquía de Partidos que nos ofrece el futuro más precario que imaginarse pueda, a cambio de nuestra sangre, sudor y lágrimas, y las de dos generaciones de descendientes, al menos…?

    ¡Un paso al frente!

    ¡Un buen Día del Señor, a todos!

    • ¡Qué tal! jomabues, a lo que tú llamas “Monarquía de Partidos“, Maurice Duverger lo denominó La monarchie républicaine, 1974 (La Monarquía Republicana), y utilizó tal denominación para el título de un libro homónimo, así como otro complementario La démocratie sens les peuple, 1967, en el que criticó que la oposición parlamentaria francesa de su tiempo (finales de la década de los sesenta coincidente con la génesis del Mayo Francés) quería “que la República sea gobernada por una aristocracia electiva; los gaullistas, por una monarca-presidente elegido. Nadie propone seriamente que la gobiernen un poco más los ciudadanos“. De ahí el título del libro: La democracia sin el pueblo, Pero el pueblo tiene también algo que decir: como escribe Duverger, “Los franceses ya no se contentan con criticar: quieren participar. Cuando se habla de libertad, hoy, no se piensa solamente en la posibilidad de resistir, de rechazar, de oponerse; también se piensa en la posibilidad de verse asociado a la elaboración de las decisiones. Cogestión, autodeterminación y participación son palabras que expresan un deseo profundo, sobre todo en las jóvenes generaciones“. Cómo podrás comprobar, vamos con un atraso de 40 años con respecto a los galos, aunque dicen que nunca es tarde si la dicha es buena. Buen Día del Señor tengas.

      • Estimado Ramón:

        Asistiendo a torneos de billar con avezados contendientes, o viendo empujar bolas a voluntariosos rivales de fin de semana, no puedo evitar prever posibles jugadas e imaginar desenlaces, aunque siempre es posible admirar aciertos imprevistos y lamentar errores sorprendentes, ya que uno dista mucho de saberlo todo pese a los años de afición,estudio, y práctica de tan noble deporte de salón. Si tengo a la vista un buen jugador, lo advierto sin dudar por su posición corporal al atacar una bola, y/o la jugada que escoge de entre las posibles.

        “Siempre que pasa igual, ocurre lo mismo”, como dijo alguien. El que atesora un saber, es capaz de elaborar las más complejas teorías acerca de todo lo a él relacionado . Cuando no se sabe de una materia, es mejor no tratar de aparentar lo contrario, pues si descubierto avergüenza ser desenmascarado, impune pero falto de enseñanzas, se envilece.

        Agradezco amigo Ramón, tus referencias y explicaciones a propósito de mi intuitiva denominación del Régimen. Sin los conocimientos que se precisan de politología, tratar de discutirlo sería temerario, aunque sospeche que no son equivalentes. En caso de confirmarse mi sospecha tras el debido estudio, y si hay oportunidad, ya trataré de debatirlo contigo, si lo tienes a bien.

        Haces tuyo -interpreto-, lo escrito por Duverger:

        “Los franceses ya no se contentan con criticar: quieren participar. Cuando se habla de libertad, hoy, no se piensa solamente en la posibilidad de resistir, de rechazar, de oponerse; también se piensa en la posibilidad de verse asociado a la elaboración de las decisiones. Cogestión, &c.

        Ignoro si los franceses practican actualmente lo arriba expuesto, con frecuencia. Creo que los suizos, sí. En eso como en otras cosas, unos u otros nos aventajan.
        En Francia, Alemania, Suiza o Dinamarca, u otro país cualquiera, apuesto a que comen con igual fruición cualquier vianda, como lo hacemos en España…¿Hay grandes diferencias en nuestros respectivos sentidos del gusto?

        Me pregunto si las exquisiteces de la Iniciativa Legislativa Popular o Ciudadana nos son extrañas a estas alturas en España, debido a la conveniencia de personas físicas o jurídicas de esas nacionalidades…

        De lo que no tengo la menor duda es de que tardaremos igual tiempo que el andado para desandar (con suerte), y purificar todo lo contaminado hasta ahora, mediante la vía de la Iniciativa Legislativa Popular.
        La clase política obstaculizará por todos los medios su potencial eficacia.

        Tras conseguir que se renueven las Leyes y las Instituciones, si que será una excelente herramienta, y el control permanente de la Sociedad Civil, un garante más de la Separación de Poderes.

        Me ha parecido entender de tus comentarios, que sólo apruebas la gestión popular ante los gobernantes, si se elabora en una mesa de despacho.
        Yo opino que se negocia en despachos, efectivamente. Pero antes, hay que ganar en la calle.

        Mis mejores deseos.

        • Buenos días jomabues, creo más en el trabajo de termita que en acciones propias de la horda, turba o algarada. Precisamente, y, para conseguir los fines fundacionales no queda otra que institucionalizarse (apertura de sedes, organigrama, organización orgánica-funcional, jerarquización, división por competencias, asunción de responsabilidades, delegación, trabajo en equipo, etc.), y no dejar rienda suelta al tropel civil incontrolado y anárquico. Sí creo en el trabajo palaciego, de pasillos (lobbying) y de despacho. Ya decía Max Weber en su ensayo ya clásico, Economía y sociedad, que un grupo carismático que no se institucionalice -aplíquese a la FC- acabará por dispersarse y desaparacer. Te confieso que me preocupa el populismo protestatario en el que pueden devenir las loables reivindicaciones de la ciudadanía convertida en masa alejada de cualquier concepción cívica de la Sociedad Civil. Buen lunes y agradecido por tus interesantes intervenciones.

          • Pues está muy bien, Ramón; está muy bien…
            ¿Sabes qué pasa? Que todo está ya inventado, todo, todo, amigo Ramón.

            A veces no te pasan las cosas como pretendes sino como quieren otros… ¡Uno tiene siempre libre albedrío…, pero realmente, cuándo lo ejerce libremente!

            Cada cosa en su momento, en su lugar… No hay nadie imprescindible, pero no sobra nadie… Igual te veo alguna vez en la horda, y tu me ves en alguna ocasión pisando moqueta, parqué, y mármol de aquí para allá… ¡Quién sabe!

            (¿Además, “horda”, por qué…; estando tú entre otros en un “Estado Mayor”, habría que decir más bien “tropa de ejército”, no crees…?) :mrgreen:

            Tu opción y la mía son complementarias, pero ten en cuenta que es más fácil extraviarse en los pasillos entre “bureaux” que en la calle, porque se pierden de vista horizonte y referencias…; entre tapices, es lo más sencillo del mundo traicionar, porque lo que sobre adoquines es vida o muerte, allí es sólo un juego.

            Jugar con quien tiene honor, aún… Pero disponerse a hacerlo con quien no sabe ni lo que significa, es perder necesariamente. Tú verás…

            Mis mejores deseos.

        • Te comprendo jomabues, pero detecto cierto nerviosismo -no en tus palabras que me parecen ponderadas y coherentes- en algunos participantes en el Foro que parecen apostar por la cacerolada y el motín como métodos infalibles de presión para conseguir verbigracia, el cambio del sistema electoral o la ley de financiación de partidos. No sé, me parecen un tanto pueriles esos procedimientos donde a base de desgañitarse uno suele conseguir poco más que nódulos en las cuerdas vocales o llevarse un jamón gracias a los escaparates apedreados, y que la autoridad competente se ría un rato o te ametralle con pelotas de goma. Por cierto, el próximo lunes día 14 de marzo hay organizada una cacerolada autorizada (comienza a las 20:00 y termina a las 22:00 Hs. Salida: Ciudad Universitaria; llegada: La Moncloa. Lugar: Madrid) Los que seais de Madrid id a ver que se cuece y luego nos contais a los de el mármol, la moqueta y el parqué de la periferia. Un saludo y gracias por tu aportación (por cierto, ¿cómo se escribe ese emoticono tan guay?)

          • Tienes razón, Ramón; esas cosas calientan el ambiente, pero no se toman en serio.
            Yo, creo más efectivo, previo anuncio a los cuatro vientos “hertzianos”, el desplazamiento organizado, pacífico y silencioso, desde todos los puntos del país, de cinco millones de individuos dispuestos a no moverse de Madrid hasta conseguir sus objetivos. En eso, me encontrarás…, o no (entre tantos). 😉
            En otra cosa, no, que ya me pilla muy mayor y achacoso todo esto, y más partiendo de la periferia (Barcelona).

            Sobre el emoticono…, verás:
            te lo escribo de esta guisa, para que no aparezca el gráfico, y te quedes igual; dos puntos (:) (sin el paréntesis), “mrgreen” (sin las comillas), y dos puntos (:) (lo mismo…), y todo seguido.

            ¡Un abrazo!

  23. solo dejar unas ideas de como gestionar los grupos de presión utilizando la experiencia de la comunidad.

    INTELIGENCIA COLECTIVA: ÉXITO DE LA COMUNIDAD

    “La inteligencia colectiva es un modelo de inteligencia fruto de la colaboración y participación de muchos individuos.”

    Tres palabras “colaboración”, “participación” y “muchos” se presentan claves para el éxito de este tipo de inteligencia. El individuo es, en si mismo, inteligente, pero si ese conocimiento es puesto al servicio de la comunidad, no solo se beneficia la comunidad, revierte también en el individuo, como parte integrante de la comunidad.

    Recientemente he visto un documental de naturaleza donde el éxito de ciertas especies en el devenir de sus vidas, se debía al buen uso que hacían de la inteligencia colectiva. La experiencia de unos puesta al servicio de muchos, y muchos colaborando y participando. Creo que todos conocemos el caso de las abejas, las hormigas o las migraciones en masa de ciertas especies, terrestres y marinas. Llegando a formar comunidades de hasta más de dos millones de individuos, en el caso de las hormigas, son capaces de actuar tomando decisiones consensuadas, delimitando perfectamente las funciones de sus individuos, y actuando como si solo fueran UNO. En la sabana tenemos un ejemplo claro de éxito de la inteligencia colectiva, es el caso de los ñus, a priori menos inteligente que la cebra, pero siendo herbívoros ambos, con mismos ciclos reproductivos y similares enemigos, la proporción es de 10 a 1 a favor de los ñus.

    El bien colectivo se impone al particular, el individuo sale claramente reforzado.
    Los humanos somos animales gregarios, vivimos en comunidades más o menos numerosas, tenemos centros de trabajo comunes, centros comerciales a los que acudimos en masa para hacer nuestras compras, nos agrupamos en asociaciones de padres, sindicatos, comunidades de vecinos, clubs deportivos, centros culturales….. y la lista podría ser interminable. Somos la especie con la capacidad intelectual más desarrollada de toda la naturaleza, pero seguimos siendo, y cada vez más, INDIVIDUALISTAS. Yo me pregunto ¿POR QUÉ?

    El “YO, INDIVIDUO”, se fortalece, en detrimento del “MUCHOS, COMUNIDAD.” Parece ser que es esto precisamente, lo que buscan nuestros políticos, un MUCHOS débil, un individuo independiente sin conexiones. Está claro, una sociedad débil en valores, débil en formación académica, sin convicciones ni compromisos, es más fácil de manipular. Es la visión cortoplacista de los que desgobiernan nuestro país. Shhhhhhh! No me los despierten. Este modelo está primando claramente el beneficio particular de unos pocos, a corto plazo, castigando claramente el bien común, y avocando a la comunidad a un fracaso absoluto.
    No es mi intención hacer un estudio antropológico de la especie humana, ni mucho menos un estudio sociológico de la sociedad española en particular, doctores tiene la Iglesia, pero si me gustaría incidir sobre este concepto “INTELIGENCIA COLECTIVA”, aplicado como una idea a desarrollar desde la sociedad civil, a la hora de poner en práctica las futuras demandas que se hagan en pro de la libertad ciudadana en todos sus ámbitos. El “yo individuo” utiliza la sociedad civil para aportar su experiencia, y a la vez para recoger lo que otros muchos han aportado, todos salimos beneficiados. Es aquí donde fundaciones, asociaciones, centros culturales…. , como la FC, se convierten en herramienta fundamental, son nuestros centros de puesta en común de ideas, y es desde donde deberán salir, en su día, las acciones coordinadas para actuar como un solo INDIVIDUO, en aras de conseguir los objetivos comunes. Pero sin ser endogámicos. Es decir, no podemos caer en el error de pensar que por ser unos cuantos es suficiente, hay que seguir aplicando el concepto de inteligencia colectiva en las múltiples capas de la sociedad, en nuestro caso será la FC quien actúe como si de un individuo se tratara, quien ha de unirse a todo tipo de asociaciones, fundaciones, colegios profesionales, universidades, … etc., tejiendo una red, cuanto más amplia mejor.
    En este modelo cabe todo el mundo, no importa la ideología individual que se tenga pues el retorno siempre es positivo, supone el éxito de la sociedad civil, y por ende, del individuo. El resultado: “UN MUCHOS FUERTE, UN INDIVIDUO REFORZADO” George Pór definió el fenómeno de la inteligencia colectiva como “ la capacidad de las comunidades humanas de evolucionar hacia un orden de una complejidad y armonía mayor, tanto por medio de mecanismos de innovación como de diferenciación e integración, competencia y colaboración.”
    Este modelo no solo ha de ponerse en práctica para las reivindicaciones democráticas y políticas, sino, para buscar modelos, desde la base de la sociedad civil, que supongan un giro de 180º en los valores, un sistema educativo que de una mejor formación a nuestros estudiantes, fomento de la investigación, mejora de la competitividad…, etc. En definitiva, es desde la sociedad civil, utilizando la inteligencia colectiva en su máxima expresión, desde donde se han de promover las estructuras básicas del nuevo modelo de sociedad, donde, por supuesto, la regeneración democrática supone una condición imprescindible.

  24. Una objeción si me permites, amigo Oscar:

    El ser humano, es considerado un “animal social”.
    Las hormigas, son “animales gregarios”.
    Por más que algunos se empeñen mediante la ingeniería social, convertir en bestia gregaria al ser humano, dudo de que lo consigan. Acaso, porque es un ser racional, entre otras cosas más…

    Un cordial saludo.

Trackbacks/Pingbacks

  1. how much is a wof - 30 noviembre 2011

    Sites You Should Check Out…

    http://www.aucklandmarine.getlisted.co.nz/nz-boats-for-sale

  2. office install - 4 diciembre 2011

    Sites You Should Check Out…

    http://www.cedarlite.getlisted.co.nz/doors-auckland

  3. Infant Yeast Infection Treatment - 6 diciembre 2011

    Yeast Infection Treatment…

    […]in the following are a handful of hyper-links to websites online that we connect to because we believe they’re well worth visiting[…]…

  4. psychic on line - 7 diciembre 2011

    Sites You Should Check Out…

    http://www.lifereader.co.uk/psychics/clairvoyant_psychic_readings

  5. Play Angry Birds Online Free On Computer - 7 diciembre 2011

    Angry Birds Online…

    […]listed here are a couple of links to websites online we link to for the fact we think they’re worth visiting[…]…

  6. pr agencies auckland - 8 diciembre 2011

    Sites You Should Check Out…

    http://www.fpssystems.getlisted.co.nz/install-heat-pump

  7. how make a website - 12 diciembre 2011

    Sites You Should Check Out…

    http://www.hyspecs.getlisted.co.nz/pumps

  8. rest homes - 13 diciembre 2011

    Sites You Should Check Out…

    http://www.eurotec.getlisted.co.nz/ice-maker-machine

  9. View my website to watch spongebob - 21 diciembre 2011

    Enjoyed every bit of it…

    I need to say, as a lot as I enjoyed reading what you had to say, I couldnt support but shed interest after a although….

  10. Buy Facebook Fans - 25 diciembre 2011

    Check These Out…

    […]check below, are some totally unrelated websites to ours, however, they are most trustworthy sources that we use[…]…

  11. how to service a car - 26 diciembre 2011

    Sites You Should Check Out…

    http://www.snowboardinginsider.net

  12. rx7 rx - 27 diciembre 2011

    Sites You Should Check Out…

    http://www.driversday.getlisted.co.nz/where-can-i-drive-a-race-car

  13. show display - 4 enero 2012

    Sites You Should Check Out…

    http://www.e-psychic-readings.com/horoscope-yahoo

  14. true nutrition - 31 enero 2012

    ………..

    My spouse and i guess in the meantime i’ll be satisfied with book-marking along with adding your RSS feed in order to my personal Yahoo and google bank account. My spouse and i enjoy new improvements and will talk about this specific site using my Fb …

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.