La guerra de Libia

Manuel F. Lorenzo

La guerra de Libia ha surgido de una situación inesperada. Lo mismo ocurrió con la 1ª guerra de Irak, que se desencadenó tras la sorpresiva invasión de Kuwait. La segunda guerra de Irak hay que considerarla, no de forma aislada, sino como culminación por Bush II de lo que no hizo en la primera Bush I, derrocar a Sadam Hussein y propiciar un Irak democrático. La explosión de las revueltas en Túnez y Egipto, fruto de un creciente malestar económico relacionado con la crisis económica mundial que padecemos, está provocando un efecto dominó que contagia a otros países árabes. Libia es uno de ellos. Otro es Yemen. También en Qatar y Siria estallan revueltas. Por ello, no se debe perder de vista que esto no parece solo una ola fuerte y limitada al Mediterráneo, sino que parece un tsunami de alcance oceánico. Estamos ante un volcán, por seguir con metáforas geológicas, que puede poner al magma árabe en ebullición de nuevo. De ahí que debamos ser muy cautos y prudentes a la hora de tomar decisiones en relación con una situación cuyo final es muy difícil prever. Una situación que es grave, sobre todo, por el auge del fundamentalismo islámico sostenido hoy por grupos terroristas como Al Qaeda o países como Irán.

No sabemos si estamos ante meras revueltas o ante verdaderas revoluciones. Estas conllevan cambios profundos en la Constitución política de los países afectados. Pues una mera revuelta solo persigue el castigo de los abusos de los gobernantes, mientras que las revoluciones instauran nuevos usos, nuevas leyes y procedimientos políticos que hagan imposible la repetición de los abusos causantes de los levantamientos. Por tanto, esta sería la situación que verdaderamente nos debía ocupar, pues en el caso de que intervengamos militarmente para evitar posibles masacres o genocidios, debería ocuparse el país no solo por mar y por aire sino también por tierra, como ocurrió con la guerra de Kosovo. Aquella fue una operación humanitaria muy costosa y larga pero se justificaba por ocurrir en el corazón de Europa. ¿Estamos dispuestos a ocupar del mismo modo Libia? Creo que ello sería visto inmediatamente por la Liga Árabe como una injerencia neocolonialista y, por tanto,
agravaría el conflicto, lejos de solucionarlo. Por tanto, creo que si no se está dispuesto a considerar en serio la guerra civil libia como una guerra revolucionaria, cuyo desenlace debería ser la instauración de un régimen democrático o de una nueva República Islámica, deberíamos poner fin a la intervención. Es lamentable que existan dictadores como Gadafi pero, desgraciadamente, hay muchos por el mundo y los españoles al menos deberíamos evitar la tentación de lanzarnos como quijotes a intentar deshacer entuertos donde nadie nos llama, máxime en una situación económica tan grave como la que padecemos. Sería más útil que estas ansias de justicia se canalizasen, por ejemplo, con la creación de comedores de ayuda para los millones de parados, que se están quedando ya sin ingresos, a través de esos sindicatos que gozan de enormes subvenciones estatales.

Por tanto, solo se puede justificar una intervención militar si se pretende extender la democracia y evitar el ascenso del fundamentalismo islámico. Eso mismo fue lo que se dijo como un argumento básico para justificar la 2ª guerra de Irak. Como fondo pesa siempre, aunque no se diga porque no es políticamente correcto, el control del petróleo, sin el cual las economías occidentales podrían colapsar. Pero eso es algo que da lugar a un comportamiento cínico habitual que consiste en echar pestes contra el querer controlar el petróleo y no dejar de usar consecuentemente al mismo tiempo los servicios innegables que nos ofrecen hoy los coches, autobuses, aviones, etc., a unos precios accesibles al ciudadano medio. Pero también sabemos que no es fácil extender la democracia con las bayonetas. Es lo que ya le dijo Talleyrand a Napoleón cuando pretendió dar constituciones democráticas a todos los pueblos de Europa, oprimidos por monarquías absolutas, invadiéndolos:

“Señor, con las bayonetas se pueden hacer muchas cosas, menos sentarse en ellas”. Los españoles, por nuestra historia del 2 de mayo, que Goya pone a la vista de todo el mundo todos los días en el Prado, deberíamos ser más conscientes sobre lo que significan semejantes aventuras en las que se mezclan los buenos sentimientos con la rapacidad más descarada. En el caso de Irak, la ingenuidad de los que como Aznar nos vendían la Guerra como una gran oportunidad para que España participase en el negocio de la reconstrucción del país, quedo clara. Aun reconociendo el progreso político del Irak actual, no se puede negar que el precio final que los norteamericanos han pagado en bajas y sufrimiento ha sido muy grande. Es lo que cuesta mantener su supremacía mundial.

Pero, en esta ocasión la América de Obama se muestra más reacia a una campaña bélica como la de Irak. El peso lo están descargando en países como Francia, que se empeña por medio de su “petit Napoleón”, en organizar una armada europea justiciera. Y aquí está el problema que hace esta guerra diferente de la de Irak: que Europa no es una nación unida y compacta como EE. UU. y, por tanto, inmediatamente surgieron las desavenencias en la dirección del mando político militar entre Alemania, Francia e Italia. En el momento en que los norteamericanos dejan de estar interesados en dirigir las operaciones de la OTAN, surgen las discrepancias sobre quién debe mandar. Lo que nos lleva a pensar que una Europa sin la tutela de la nurse americana lleva a las disputas y enfrentamientos más graves entre los pupilos. Por eso España, que no tiene una posición de fuerza e influencia en Europa equivalente a Francia o Alemania, debería ser mucho más cauta a la hora de aventurarse en una nueva guerra de objetivos tan ambiciosos como difíciles de lograr sin sufrir bajas humanas y sin grandes costes económicos.

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

24 Responses to “La guerra de Libia”

  1. “….Aun reconociendo el progreso político del Irak actual, no se puede negar que el precio final que los norteamericanos han pagado en bajas y sufrimiento ha sido muy grande…”

    Para completar datos…las bajas civiles iraquíes -los directamente beneficiarios de la “lucha por la libertad y democracia”-
    “-…Según cálculos de los medios que habían tenido acceso previo a los documentos del deparamento de estado americano –entre otros el alemán Der Spiegel , el estadounidense The New York Times y el británico The Guardian – la cifra de muertos durante la guerra de Irak ascendería a más de 110.000, de los cuales 80% serían civiles…”

    Hace unos pocos días bombardearon a 9 niños afganos…y no pasa absolutamente nada.

    Admiración incondicional hacia unos e Insensiblidad manifiesta hacia otros.

    Saludos

  2. Cuando se entra en un tema asi hay que tener bien pensado las posibles salidas y como realizarlas, lo que a simple vista una vez mas no se ha planeado.
    Se demuetra que no conocemos la sociedad de los paises arabes como la de los yugoeslavos.

  3. Creo que es más oscuro por qué esta guerra no se impulsó antes, que por qué se impulsa ahora….

    Así que eso mismo me preguntaría por las 34 regiones que también tienen un dictador con una civilización sumisa.

  4. La metafísica griega, el derecho romano y la religión de Israel (siendo capaces de obviar lo divino), son los pilares del cristianismo y obviamente de occidente. (Cita de Xavier Zubiri Apalategui)

    Para el Islam todo es divino, desde el dictado de la primera sura del Corán por el arcángel Gabriel enviado por Ala a Mahoma, hasta nuestros días, pasando por el encargo del califa Abu Baker a Zayd Tabí de la recopilación de todos los pensamientos que fueron origen de las 114 suras del libro divino y fuente del pensamiento musulmán, tan opuesto al “materialista” occidente y por ende a la democracia, el mismo Gadafi con las ínfulas rebajadas por Reagan y sus bombas hace bien poco vaticino “….hay signos de que Ala garantizara la victoria islámica sin espadas, sin pistolas, sin conquista. No necesitaremos terroristas ni suicidas. Los más de cincuenta millones de musulmanes que hay en Europa la convertirán en un continente musulmán en pocas décadas…” el pasado el presente y lo que es peor el futuro en el islam es inamovible en lo que respecta a democracia entendida a la manera occidental.

    Y digo que es peor porque el Islam basado en el libro escrito por Ala, es sublime, más bien en puridad divino, nadie puede cuestionar bajo pena de muerte lo que Ala ha escrito, así es imposible que evolucione en ningún sentido más bien involuciona con el integrismo talibán, a modo de ejemplo, se ha mostrado incapaz de superar la organización tribal de la sociedad donde tuvo sus orígenes.

    La fusión del pensamiento de estado con el pensamiento de lo divino, hace imposible la democracia, definitivamente democracia e islam son incompatibles.

    Entonces que hacemos los “infieles” en medio de los “creyentes” intentando imponer una democracia a nuestra imagen semejanza y además con la fuerza, donde todos ellos, sublevados y fieles al régimen, ni pueden por prohibición divina, ni quieren creer, pues puro cinismo movido por otros intereses y enmascarado por el supuesto derecho universal, creo que el derecho únicamente y solo se asienta en el hombre individual y sus pensamientos, la “confusión” de Europa entera y de EEUU en otros lugares se asienta en la premisa de la concesión o imposición de derechos colectivos, a sociedades que distan mucho de querer organizarse como occidente, a las pruebas me remito con la falta de integración de los musulmanes europeos que gozan de plenos derechos en Europa.

    Ya dijo también Talleyrand “Lo que no puede ser no puede ser y además es imposible”.

    Buenos días amig@s de FC.

    • En el fondo es la proyección temporal de Bizancio vs Roma…creo que ahora toca otra cosa, aunque obviamente Europa debe permanecer cauta. La democracia partidista, es en realidad un híbrido de nepotismo y plutovracia, aderezada de tiomcracia, la sociedad debe evolucionar a ptra cosa…y en eso debe contarse con la sociedad civil.

  5. Dudo mucho que las economias desarrolladas traten de instaurar un regimen democratico en paises arabes por el simple hecho de confiar en la democracia como mejor sistema de gestion de un pais. De lo contrario, hubieran intervenido militarmente el congo en los 90′s para evitar ese genocidio.

    A los hombres solo se mueven por “necesidad”, y una de las necesidades mas relevantes de las economias desarrolladas es mantener el flujo de extraccion de petroleo de los paises productores.

  6. En la madrugada nuestra, el presidente Obama ha dado un discurso claro a su pueblo y al resto del Mundo. Los Estados Unidos de América no están dispuestos a cometer el mismo error que el sucedido en Irak. Hemos tardado, dice Obama, más de 8 años en salir de allí sin dejar resuelto el problema. Hemos perdido a miles y miles de americanos que han regresado muertos a su patria. Hemos generado un dolor tremendo en las familias y madres de esos muertos. Hay muchos cientos de miles de muertos civiles que no tuvieron que morir. Y nos ha costado hasta la fecha, más de 1 billón de dólares esta guerra. Por lo tanto, Señores, no estoy dispuesto a liderar ninguna guerra en Libia y en ningún otro país. Necesitamos trabajar para sacar el país adelante. (Más o menos son parte del discurso pronunciado).

    Este hombre es muy sensato. Mucho más de lo que les gustaría a muchas, demasiadas, personas.

  7. Hola Manuel Lorenzo, a mi juicio un artículo muy profundo y estudiado en todas sus variantes, incluyendo y desarrollando muchos de sus factores intervinientes, y estoy en general muy de acuerdo con sus conclusiones: No pintamos nada en una guerra, es decir, en ninguna guerra se pinta nada, porque las guerras, en este siglo XXI no tendrían que existir. Por lo tanto , comparto al 100% la visión de ayudar en forma de ayuda humanitaria y no con las bayonetas y bombas a las personas necesitadas de nuestra ayuda: el fin no justifica los medios.

    En cuanto al discurso de Obama:

    “El presidente de EE.UU., Barack Obama, lanzó hoy una encendida defensa de las operaciones militares aliadas en Libia, al asegurar que mantenerse al margen “hubiera acarreado un gran precio” moral y estratégico y “hubiera traicionado lo que somos”.

    En un discurso en la Universidad Nacional de Defensa, en las afueras de Washington, Obama aseguró que desde que comenzaron las operaciones, el pasado día 18, con los aliados se ha “conseguido detener el avance mortal” de las tropas del líder libio Muamar el Gadafi.

    Hasta el momento, EE.UU. ha llevado el liderazgo de la misión pero, en cumplimiento de la promesa de que la participación de este país sería limitada en el tiempo y en la intensidad, el próximo miércoles transferirá la responsabilidad de las operaciones a la OTAN, anunció el presidente estadounidense.

    “Hemos cumplido nuestra promesa” de que el papel de EE.UU. en la operación sería limitada, no desplegaría tropas de tierra y transferiría la responsabilidad a sus aliados, señaló Obama. Pero aclaró que Estados Unidos no se retirará completamente y mantendrá su participación en operaciones de vigilancia y espionaje”.

    En ese discurso se ve claramente que Obama está a favor de la intervención y a la ayuda a los rebeldes, y que era necesaria la intervención. Por primera vez no opino igual que Obama.

    Pienso que los grandes líderes políticos o espirituales, tambien se equivocan, y en mi opinión, este ha sido un gran error. Cuando las cosas no están claras, cuando cada uno te cuenta la historia de una manera según esté a favor o en contra de un dictador, mientras ese dictador no esté invadiendo un país extranjero, no hay por que´intervenir: hay que respetar a que arreglen sus conflictos por sí mismos. Gadafi no es un cruel dictador que ha saltado a la palestra de la noche a la mañana, ha construido o destruido mucho en su país, igual que otros líderes dictatoriales, y no tenemos por qué establecer una justicia, que toca hacerlo a la propia vida, al propio desarrollo de los acontecimientos, porque un apoyo en uno solo de los platillos de la balanza, puede acarrear consecuencias mucho peores que el imaginario bien que se pretende conseguir.

    Completamente de acuerdo que los gastos de esa guerra se dediquen a arreglar nuestra propia casa: el bien mejor entendido empieza por uno mismo. Si uno no tiene , poco va a poder ofrecer, solo el que da es rico, por ello, arreglemos nuestra desarreglada casa, y luego nos ocuparemos de poner orden en otras casas.

    Si esto se hiciera a nivel individual, y luego de pareja, luego de familia, de ciudad, etc., muchos menos conflictos habrían en el mundo. Saludos,

  8. Si hay algo que me molesta del imperialismo yanqui , es eso, su sentimiento de desequilibrada autoestima, se creen superiores a los demás, por haber construido un imperio, despues de esquilmar a la población india. España por el contrario, fue rechazada por la población indígena, y aún tenemos ese complejo de culpa de habernos apropiado entre evangelizaciones, de las propiedades a su población, mientras que el pueblo norteamericano, despues de haber exterminado a la población autóctona y haberse apoderado de su tierra, intentan poner orden, paz y democracia en todas las dictaduras del mundo, o mejor, en todos los países que se organizan de una manera diferente a la democracia de partidos.

    ¿Qué interés tiene USA en derribar a todas las dictaduras que no piensan como ellos? ¿Por qué no se están quietecitos y arreglan sus propios problemas? ¿Por que´se creen superiores para poner orden, paz y democracia donde nadie les ha pedido su opinión?. ¿Por qué se creen tan necesarios y tan ombligos del mundo?.

    Algunos países necesitan un empujón para tener más autoestima, para confiar más en si mismos , en su propio país, en sus propios gobernantes. Aqui en España el descontento es general, ahora, y tambien con Franco. Parece que no estamos contentos con casi nada, quizás porque somos soñadores y ansiamos siempre un mundo mejor, será porque envidiamos al que está en el poder, será porque no lo hacemos/hacen bien y los criticamos.

    Nos falta autoestima a los españoles y les sobra autoestima al pueblo norteamericano. ¿Nos consentirían a los españoles o a otro pueblo, hacer lo que hacen los Estados Unidos: considerarse el juez y gendarme internacional para poner su mandato o su opnión donde no les pide?. ¿Por qué no respetan más a otros pueblos que no piensan como ellos, aunque según su opinión sean tercermundistas, explotadores, decimonónicos?….

    Si cada país, cada pueblo arreglara sus propios asuntos,y solo estableciara alianzas para compartir su riqueza economica, educacional, etc., y no para aprovecharse de las riquezas de los demás, iríamos mejor. “Cada uno en su casa, y Dios en la de todos”.

  9. Europa está condenada a entenderse, hoy mismo se están manifestando los jueces franceses por las calles de París. protestando por la injerencia política en sus funciones. Está sucediendo en Europa lo mismo que en el norte de Africa, cambiando circunstancias y aspectos sociales. el estado democrático suaviza los modos de hacerlo, el sistema actual europeo atonata la voluntad ciudadana, pero… la casta política tiene los días contados…por eso andan nerviosos…

  10. Ahora a las guerras las llamamos zona de exclusión aérea, para no incomodar a los antiguos correligionarios de Gadafi. “Casualmente” se producen revueltas en determinados países, pero no en otros. Y las revueltas se producen porque el pueblo busca la libertad y establecer un régimen democrático en sus territorios. Lo que hay que escuchar y lo que hay que leer, ¿libertad?,¿democracia?, pero si los mismos que se rebelan azuzados es posible que respondieran que la única ley aplicable y la única ley que respetan es la sharia, que como sabemos son unas normas la mar de “democráticas”

    No, no es tan fácil ir por el mundo estableciendo democracias, entre otras cosas, porque los pueblos a los que se pretende enseñar ni tienen nuestra cultura, ni nuestra forma de pensar y consideran nuestros sistemas políticos algo absurdo y nuestras normas aún mas. O es que, ¿les vamos a enseñar que la mujer es igual que el hombre y tienen que tener la misma educación y los mismos derechos?. Son ellos mismos a los que les interesa poco el concepto democracia, ni siquiera creen en él, porque el orden religioso al que adoran no es democrático ni lo pretende ser, sino más bien todo lo contrario.

    Eso sí, no hay revueltas en otros países, que tampoco son democráticos, pero que son plenos aliados de occidente, que curioso. Pero sí, entre otros lugares, en Libia, para ajustar las cuentas el viejo enemigo que toleramos durante muchos años, pero que nunca fue de los nuestros.

    Porque Gadafi fue un ariete de la URSS que se dedicaba a hostigar a occidente, patrocinando atentados terroristas, que finalmente fueron respondidos por Reagan en 1.986. Después, cuando el bloque del este se desmoronó, el sujeto en cuestión aprendió a ser útil a occidente si quería sobrevivir. Vamos, algo que mucho antes había aprendido Franco al final de la segunda guerra mundial: Cuando finalizó la guerra, el bando perdedor de la guerra civil se frotaba las manos porque pensaban que Franco sería expulsado en cuestión de semanas. Sin embargo, mira por donde, el general aprovechó su posición de anticomunista redomado y la situación estratégica del país y fue tolerado. Tanto es así que no pasaron demasiados años y hasta vino Eisenhower de visita.

    Parece que sí ha sido útil, pero aún así las viejas cuentas no se pagan nunca y van a terminar con él. ¿Quiénes se oponen a la intervención?. Rusia y China, probablemente porque con su caída se transferirán cuantiosos contratos económicos que tiene con ellos y pasarán a ser disfrutaros por Francia Reino Unido y como no, España, que sin necesidad alguna ha hecho todo lo posible para participar como sea, probablemente porque sea la condición para “pillar cacho” cuando las operaciones terminen.

    Así que las cosas van como tenían que ir: Se establece una zona de exclusión aérea que bombardea de forma estratégica toda la estructura de poder militar y política del régimen, pero sólo para “proteger a los civiles”, ¿para qué sino?. Luego estudian formar o armar a los rebeldes, lo que ya debe estar pasando, porque sino, ¿para que fue a París su representante?. Pues probablemente a pedir armas y suministros. Y ellos se encargan del trabajo sucio y ponen los muertos que de otra forma tendrían que ser muertos de ejércitos de tierra occidentales. Avanzan, cuando antes retrocédían. Ahora se han convertido en “nuestro ejército de tierra” con el fin de acabar con el régimen de Gadafi, aunque occidente niegue que ése sea el fin de la operación.

    Hay que reconocer que la operación es compleja, porque claro, bombardear las zonas estratégicas de un país teniendo especial cuidado en no dañar la industria petrolera debe ser complicado. Y es que no me imagino yo a un avión español tirando una bomba en un complejo industrial propiedad de Repsol así que tendrán que andar con pies de plomo.

    Por último, lo que me hace, como mínimo, sonreír es la supuesta lección americana derivada de la guerra de Irak que ha hecho de Obama un hombre de paz rechazando una intervención en un país como Libia. El otro día escuchaba las razones humanitarias que esgrimía Inocencio Arias y tengo que reconocer que hacía honor a su nombre. Pero leerlo aquí, en algún comentario del foro es sencillamente inadmisible: Vamos a ver, o sea, que Estados Unidos no participa en una guerra y desde diferentes submarinos nucleares y buques situados en el mediterráneo se lanzan la primera noche del ataque unos 150 misiles tomahawk, ¿esto no es un ataque masivo ni participar en una guerra?. Esto es lo que nos cuentan, que como siempre no tiene ni tendrá que ver en nada con la realidad de quién, que aviones, que barcos, que submarinos son los que participan realmente en el ataque. El hecho cierto, eso sí, es que Estados Unidos no quiere aparecer como promotor ni líder del ataque a Libia. Sin embargo, no seamos inocentes como antes decía, porque todos sabemos que Europa, ella sola, no es capaz de llevar a cabo una operación militar de semejante envergadura y en un sitio tan delicado.

    Una operación de semejante calibre y que puede tener consecuencias imprevisibles sólo se pone en marcha con la dirección de Estados Unidos, que entre otras cosas tendrá que poner a disposición sus satélites, y siempre con su permiso. Otra cosa es que, en este caso, tiran la piedra (tomahawks) y esconden la mano (submarinos).

    Un saludo.

  11. En el conflicto de Libia hay una serie de circunstancias que no conviene olvidar si se quiere contemplar la realidad de los hechos.

    1º) Protestas contra la dictadura de Gadafi al igual de las habidas en Egipto y Tunez, tan alabadas por todos.

    2º) Así como los gobiernos de Egipto y Tunez supieron comprender la situación y se retiraron, como en Islandia por ejemplo, Gadafi envía a sicarios vestidos de paisano para atacar, detener y en algunos casos asesinar a manifestantes.

    3º) Ante la actitud del dictador, las manifestaciones y concentraciones de repulsa se radicalizan, interviniendo sin miramientos la policía y algunas unidades del ejército, provocando más bajas mortales.

    4º) La tensión crece y de ser una protesta pacífica se trasforma en revueltas populares enfrentadas a las fuerzas represoras.

    5º) Aparecen las primeras armas entre la población, principalmente viejos fusiles rusos y armas de desertores del ejército; produciéndose enfrentamientos armados con las tropas de Gadafi.

    6º) Al principio los rebeldes ganan las escaramuzas y el levantamiento popular se extiende por el país, pareciendo que en breve sería derrocado el dictador.

    7º) Gadafi responde con dureza y echa mano de todo su arsenal, carros de combate y aviación.

    8º) Ante la desproporción de los medios en liza, las tropas del dictador recuperan el terreno perdido, causan mortandad entre los insurgentes, y amenaza a los defensores de Bengasi de matarlos uno por uno si no se rinden incondicionalmente.

    9º) Ante la masacre que se avecinaba, así como la derrota de los descontentos con Gadafi, acabando así con la revuelta popular a sangre y fuego, por fin la Onu decide intervenir en Libia en apoyo de la insurgencia que como en Egipto y Tunez pretendía derrocar al dictador.

    10º) Por lo que parece, la legal intervención de Naciones Unidas no contempla la invasión de Libia, sino tan solo debilitar las fuerzas leales al dictador para que el combate lo puedan ganar los contrarios y acabar cuanto antes con lo que tenía que haber acabado hace tiempo de manera pacífica si Gadafi hubiera hecho como sus colegas de Egipto y Tunez.

    Se pueden añadir todas las consideraciones que cada cual desee, pero estos 10 puntos no creo que sean discutibles, o los nueve primeros, y mucho menos sin datos. Y para mí al menos, estos diez puntos son los que determinan la realidad de la situación, los cuales si no se contemplan y se reconocen, no será posible un acercamiento objetivo a la triste pero a la vez esperanzadora situación de Libia. Que después del derrocamiento del dictador, la dirección del país quede en manos de tal o cual facción, eso sólo debe depender de su proceso interno, como ha sido en los alabados casos de Egipto y Tunez.

    Muchas gracias al amigo Manuel por su bien elaborado artículo.

  12. COMUNICADO DE PRENSA sobre la verdad en LIBIA

    “Buscarlo en la papelera de las agencias”

    Fuente: Dizdirasamira / Queda la Palabra
    Fecha: 20/03/2009 (Entrevista editada el 15/03/2011)
    Asunto: Testimonio directo sobre Libia de Leonor Massanet
    Enlace: La Cocina de Dizdira: Leonor Massanet: un testimonio directo sobre Libia.
    Noticia: egrupos.net – Mis*Grupos: quedalapalabra: Mensajes

    Desde el Colectivo por la Justicia Queda la Palabra, hacemos un LLAMADO DE ATENCIÓN MUY URGENTE e IMPORTANTE: Lo que los gobiernos occidentales y muchos medios de comunicación nos han transmitido sobre la situación actual en Libia y sobre Gadafi está completamente manipulada. El problema real, según el testimonio directo de Leonor Massanet, una persona de Mallorca, licenciada en psicología y farmacia, que desde hace años vive entre España y Libia y que cuenta lo que realmente ha ocurrido: Que Gadafi ha pretendido que los beneficios del petroleo revirtieran directamente sobre la población y no hacia manos extranjeras.

    ES IMPORTANTÍSIMO QUE SE DIFUNDA ESTA VERDAD para evitar muchas muertes en el pueblo libio: NO DEJÉIS DE OIR LOS TRES ENLACES CON LAS TRES PARTES DE LA ENTREVISTA REALIZADA A LEONOR MASSANET que encontraréis al final de este comunicado de prensa. Al igual que lo de las armas biológicas y químicas de destrucción masiva en Irak, sabemos que son mentiras lo que nos están vendiendo: Nuevamente para justificar la intervención militar que no pretende otra cosa que el control de la fuente energética del petroleo por parte de occidente.

    En el testimonio, que tenéis íntegro en los enlaces de más abajo, cuenta cómo los ciudadanos libios tienen un sistema de bienestar social muy bueno, por ejemplo: Todos tienen un sueldo base aún sin trabajar, no pagan apenas impuestos, no pagan luz, la gasolina es muy barata, se entregan casas gratis al pueblo y grandes préstamos por el gobierno a las familias a devolver sin intereses, la universidad es gratis y al alcance de todos, la gente está muy formada. Explica que su cultura es diferente a la nuestra y que antes del petroleo ha sido un país muy pobre pero que en los últimos años están encantados y que la mayoría de la gente está muy contenta con Gadafi por tener sus necesidades básicas satisfechas y el apoyo gubernamental. No tiene nada que ver lo que dicen en occidente de Gadafi de lo que es en realidad; el país muy mayoritariamente está encantado con él, está creciendo muchísimo porque lo está rehaciendo entero. Es decir, desde el gobierno hay una preocupación constante por el bienestar de los libios.

    El gobierno lo forman representantes del pueblo, portavoces que van a Trípoli. Son asambleas populares organizadas de forma que cada cien casas cercanas eligen diez miembros, y de estos un representante que es el que va a Trípoli. Explica cómo empezaron los problemas. Dice que en la zona del este siempre ha habido un reducto de gente en contra del gobierno y que saca bastantes beneficios, en comisiones, del petroleo. Gadafi pretende repartir todo el dinero obtenido con el petroleo entre todo el pueblo por igual para evitar el proteccionismo del estado y desde este pequeño grupo quieren echarlo habiéndose unido a otros intereses de occidente. Desde nuestro punto de vista es más que claro que esto sería, aunque justo, un malísimo ejemplo para los intereses de las oligarquías de otros países árabes productores de petroleo donde, a pesar de tener esta riqueza natural, el pueblo está en unas condiciones paupérrimas mientras que la oligarquía es multimillonaria robándole al Pueblo. Los gobiernos de estos otros países árabes, que apoyan la intervención militar, sí que son verdaderas dictaduras donde se vulneran todos los Derechos Humanos y se lo permite y ampara el imperialismo occidental pues son sus socios económicos que se han sometido a él.

    Leonor también nos cuenta que dentro de Libia tienen mucha fuerza las tribus, que es su forma de organización social. Al contrario de occidente no son nada individualistas. Hay 300 tribus que tienen mucho poder, son familias extensas, la gente es bastante apegada a su tribu, eso les da mucha fuerza porque hay apoyo mutuo. El poder de Gadafi tiene un límite y control por parte de estas tribus.

    En 1986 Reagan bombardeó Trípoli como castigo y murieron unas mil personas y de este terrorismo americano y asesinato de civiles “nunca se ha hablado”. Habla de que el jefe del estado anterior a Gadafi era muy corrupto y las tribus no lo permitieron, el 80% de los beneficios del petroleo estaban en manos extranjeras y el 20% en las de Libia. Actualmente es al contrario, el 80% de las ganancias es de Libia y el 20% es de las empresas extranjeras. Cuando el nuevo gobierno de Gadafi empezó a revertir las ganancias del petroleo hacia la población comenzó el problema.

    Considera que ha habido una manipulación exterior para generar problemas; lo referente a que el pueblo libio se ha levantado contra la opresión de Gadafi no es cierto. Hay mucho desconocimiento de lo que es Libia. La gente mete a los árabes en el mismo “saco”. A la salida del bloqueo de años y ante una redistribución de la riqueza bastante justa ha ocurrido esto… Pero el pueblo está muy fuerte ante la invasión extranjera.

    Nuestra versión, después de habernos documentado con información de todas las partes es que lo que ocurrió fue que el grupo “rebelde” se levantó con armas facilitadas por estos países que ahora atacan; Gadafi, tuvo que actuar porque estaban quemando edificios, robando… por no matar a gente intentó ir poco a poco, pero en esta falsa guerra interna, que en realidad es el principio de un golpe de estado apoyado y promovido por occidente, no ha habido represión de Gadafi sino muertos por los dos lados, en la legítima defensa de un sistema social y político elegido por la inmensa mayoría de los ciudadanos de Libia. Los “rebeldes” golpistas y traidores a los intereses de Libia han cogido para la revuelta a mercenarios (argelinos, tunecinos, egipcios…) que han llevado allí a luchar pagados y financiados por occidente. Estos rebeldes se están quedando solos porque incluso los pocos ciudadanos que los apoyaban se están retirando por miedo a los robos y barbaridades que están cometiendo. Es evidente que cuando el imperialismo occidental ha visto que fracasaba este golpe de estado han decidido todas estas propuestas de intervención militar ilegítima en la ONU para dar clara ventaja a los golpistas apoyados por ellos, como ha sucedido y sucede en tantos países latinoamericanos. Lo han hecho muy bien planeado: Provocando revueltas en Túnez y Egipto y echando a los que sí eran dictadores, y hasta hace muy poco sus aliados y socios, han creado un vacío de poder en ambos países que rodean Libia y así han conseguido hacer pensar a todo occidente que en Libia sucede lo mismo pudiendo así ingresar apoyo a los golpistas y mercenarios contratados y si fuera necesario tropas y armas desde estos dos países para, al igual que en Irak controlar el petróleo. ¡Qué vergüenza y escándalo que vuelvan a asesinen a civiles, lo que ellos llaman “daños colaterales”, por tanta hipocresía y manipulación occidental. Todo esto también está siendo utilizado para desviar la atención de los problemas y recortes sociales que hay en occidente y someter a los pueblos soberanos que no se dejan saquear sus bienes naturales, así como paliar en parte la crisis occidental utilizando toda la maquinaria bélica que produce numerosos beneficios económicos. Para nada, en esta guerra como en ninguna, hay intereses humanitarios ni de defensa del pueblo libio, más bien todo lo contrario, el asesinato sistemático de inocentes y el intento de usurpación de sus recursos naturales como en Irak.

    http://www.leonorenlibia.blogspot.com/

    • Muy buenas.

      He estado visitando ese blog de Leonor y la verdad es que me resulta muy curioso que lleve, en teoría, funcionando desde 2008, publicando posts y no haya recibido ningún solo comentario en ninguno de ellos hasta mitad de febrero de este año. No me puedo creer ni siquiera un despistado, un amigo, un familiar, alguien, no haya hecho un sólo comentario en él en todos estos años y que ella haya seguido escribiendo posts todo ese tiempo para que no los leyera nadie.
      No me inspira confianza la forma en que está montado ese blog, la más mínima.
      He abierto todos los posts y me da la sensación de que no encaja lo que cuenta el blog hasta febrero de 2011 con lo que empieza a contar a partir de esa fecha. En lo que no confío, no creo, así de simple.

      Un saludo y gracias en cualquier caso por el enlace.

  13. Parece que hay dos versiones de la realidad, pero una la cuentan los periodistas que no pueden morder la mano que les da de comer y la otra gente corriente que no le deben nada a nadie. Yo creo esta segunda versión, al menos no quiero llevar en mi conciencia la guerra de Libia debatiéndome entre las verdades o las mentiras.

    La escritora Purificación García nos da otro punto de vista sobre el problema Libio, la televisión y los medios de comunicación que contaminan y manipulan las informaciones para que tod@s tengamos una visión o punto de vista único sin profundizar en el tema.

    LA CARA OCULTA (QUE OCULTAN) DE LIBIA

    Las revueltas sociales en el Norte de África y en otros lugares del mundo musulmán, han dado lugar a que EE.UU. y sus socios vuelvan a la carga contra Libia. El pretexto es un supuesto bombardeo de civiles, sobre el que yo al menos tengo mis dudas, no sea que se repita el caso de las armas de destrucción masiva. Para ello utilizan a la OTAN, una organización más que desprestigiada que –esta sí- no solo masacra población civil un día sí y otro también (47 civiles afganos, hace unos días) sino que ha llegado a hacer publicidad de su armamento con bombardeos sobre grupos de personas que enarbolaban banderas blancas (documental sobre Irak, del Canal 24 horas, retransmitido hace unas semanas) y que quedaron convertidas en una carnicería. La OTAN, como un Polifemo que necesitara devorar personajes y países periódicamente, se dispone ahora a atacar a Libia. ¿Pero quiénes son los que van a dar a Libia lecciones de derechos humanos? ¿Los de Guantánamo, los que torturan prisioneros y realizan asesinatos selectivos, los que ocasionaron un millón de muertos en Iraq?

    A Libia hay que situarla en su contexto geográfico, que no es Europa. Pero sus dirigentes no tienen nada que ver con los de Egipto o Túnez (en donde hay tanta pobreza), ni con los de los Emiratos Árabes, Kuwait … u Omán (a la celebración de los 40 años en el poder de este sátrapa TVE le dedicó 10 minutos de telediario), por referirnos a algunos tan agasajados últimamente. En Libia se ha repartido la riqueza.

    La política libia –que no se puede medir con parámetros occidentales- es el resultado de un delicado equilibrio entre tribus y clanes, a través del Congreso Popular General, con un sistema de representación directa, la Jamahiriya, basada en asambleas y comités populares, a nivel local, regional y nacional. El objetivo de Gadafi era lograr un sistema político intermedio entre el capitalismo y el comunismo, que les ha funcionado, hasta el punto de que Libia tiene la mayor renta per cápita de África . Y el mayor índice de desarrollo humano de ese continente, según el Programa PNUD, de la ONU (pueden comprobarlo por Google). Es decir los mayores logros en sanidad, en educación, en renta familiar, en longevidad, etc. de toda África. Los niños están todos escolarizados y para los estudiantes que lo deseen el Gobierno libio concede becas en el extranjero (estudios, master, especialidades, doctorados…) Guste o no Gadafi, esto es incuestionable.

    Un sistema sanitario cuenta con las tecnologías más avanzadas y los especialistas mejor pagados del mundo. Y las rentas del petróleo benefician a toda la población, hasta el punto de que “uno de los problemas de Libia –me comentaba un amigo que conoce bien el tema- es que mucha gente ha pasado del camello al mercedes, y esto cuesta asumirlo”. De ahí se explica que este país, con 4.000.000 de habitantes tenga otros 2.000.000 de extranjeros, que son los que se dedican, entre otras cosas, a los trabajos que no quieren los libios (labores agrícolas, invernaderos, recogida de basuras, etc.) Aparte, por supuesto, de las numerosas empresas –muchas españolas- que tienen sustanciosos contratos en Libia y desplazaron ahí su personal. Libia da muchos puestos de trabajo.

    Nadie vio nunca a un libio en patera, y es que, como decía D. Manuel Fraga, en aquel viaje que realizó a Libia, y que tantas críticas le acarreó:“Ustedes dirán lo que quiera, pero yo no he visto a ningún libio pidiendo limosna”

    Gadafi en estos momentos, con la campaña orquestada en su contra, es un sátrapa genocida (busquen por los alrededores a quien esté limpio de polvo y paja). Pero quienes lo conocen lo definen como un coronel revolucionario e idealista, que desde pequeño destacó en sus estudios. Hijo de pastores, de la Tribu de los Gaddafa, su abuelo paterno murió combatiendo a los italianos, que invadieron el país, y su padre padeció muchos años de cárcel.

    Cuando llegó al poder, nacionalizó compañías petrolíferas –como la British Petroleum, que se la tiene sentenciada- logrando el control de la economía petrolera para distribuir sus beneficios entre la población libia. Nacionalizó asimismo numerosos bancos. Otro de sus logros fue conseguir la retirada de los últimos soldados británicos, que todavía campaban en la zona fronteriza con Egipto. Se volcó en las obras públicas y en los equipamientos para su gente, siendo de mencionar su apuesta por las tecnologías punta en sectores emergentes, como el sistema de captación de agua en el desierto, basado en atrapar nubes, mediante unas estructuras metálicas, que semejan palmeras, y que han logrado una auténtica revolución verde, con la plantación de millones de árboles en ese medio hostil.

    Pero…el problema de Libia es el petróleo. El 15 de abril de 1986, escuadrones de la VI Flota norteamericana y del Reino Unido atacaron con bombas y misiles numerosos objetivos libios, población civil incluida. Hanna, la hija de Gadafi de 15 años, murió en el bombardeo. El ataque fue condenado por la ONU.

    Esta vez parece que lo han preparado mejor. El Consejo de Seguridad ha dispuesto embargar las cuentas de Libia, llevar a Gadafi ante un Tribunal Penal Internacional (¿Para cuando Bush?) y prohibir la venta de armas a ese Gobierno…pero no a la oposición (clamoroso). Y en estos momentos la OTAN planea un “pasillo aéreo”, es decir atacar a Libia.

    Los destructores de Iraq, se preparan ahora para destrozar un nuevo y próspero país, desarrollando el mismo programa, que pasa por una campaña previa de desprestigio de sus gobernantes y por la utilización en su estrategia, una vez más, de la Base de Rota, lo que nos convierte a los gaditanos en objetivo militar.

    Pero son los libios quienes han de decidir su futuro. Y, como declaran insistentemente los opositores al Gobierno, no desean injerencias de países extranjeros.

    Por nuestra parte, seguiremos oponiéndonos a que se derrame una sola gota de sangre por petróleo.

  14. Esta es la guerra de la hipocresía.
    Hasta ayer Gadafi era casi adorado en cada país que visitaba, incluído el nuestro.
    Hasta ayer Libia era miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU (esto si que es increíble)
    Hasta ayer, nosotros, España, hemos vendido armas a Libia, armas que son las que se están utilizando para esta guerra.

    ¿por qué hasta ayer nadie hablaba de Gadafi como un dictador y hoy hay que aniquilarlo y conseguir llevarlo a la Haya para juzgarlo por crímenes contra la humanidad??, y recalco crímenes perpetuados varios de ellos, supongo, con armas vendidas por nosotros.
    ¿somos cooperadores o colaboradores de esos crímenes?.

    de verdad,que más hipocresía no podía existir.

  15. Hoy he recibido cinco invitaciones de amistad.

    Una de ellas de una chica de Manchester, Becky, de 18 años, otra de Codie un hombre de unos 40 de Vancouver, otro individuo de Alemania, otra de Peter de Budapest y otra invitación de Little Columbus que es un chaval de rasgos asiáticos que realmente no sé en qué parte del planeta vive. Personas, todos ellos músicos, que lo único que quieren es compartir su música y su forma de sentir con los demás. La especialidad de Little Columbus es, mediante video conferencia, tocar con el piano el tema que la otra persona le proponga. No creo que este chaval tenga siquiera 18 años. Por supuesto he aceptado todas y voy a dedicar parte de mi tiempo a ori lo que ellos me ofrecen y a recibir ese poquito de su cultura que su mensaje porta.

    A mi juicio, el que no sea capaz de entender hacia dónde va el mundo, y la necesidad que sus habitantes van teniendo cada vez de una forma más clara, no estará preparado para comprender todo lo que va a pasar en él en los próximos años. Tratar de hilar tramas complejas de conspiraciones que ni en el mejor de los sueños sería capaz de desarrollar en conjunto los países occidentales, ni aunque su vida dependiera de ello, es mucho hilar.

    Pienso que lo que está ocurriendo tiene una causa mucha sencilla y aunque se trate de avivar o apagar por determinados sectores dependiendo de los interés de cada uno de ellos, el fuego se ha producido por la acumulación durante años de un combustible que se llama ansia de libertad, seguramente la mayor necesidad instintiva que puede tener cualquier animal en este mundo.

    Un saludo a todos y gracias por el artículo.

  16. Por esa libertad a la que aludes en Egipto dejaron la vida 350 manifestantes. Ahora los egipcios son ya felices, han cambiado un dictador por una junta militar, para estar controlados férreamente, y han prohibido sine díe las manifestaciones públicas. Ese movimiento de la plaza Tahrir no lo volveremos a ver más, salvo que suceda una revolución armada, como en Libia.
    Esta noticia está en la papelera de nuestra prensa:

    Cientos de egipcios protestan este viernes en la plaza de Tahrir contra la más reciente decisión de la Junta Militar de prohibir las manifestaciones de calles argumentando que afectan la economía de la nación.

    A pesar de la prohibición los egipcios congregados en la emblemática plaza, luego de sus acostumbrados rezos musulmanes del día, reclamaron de manera discreta la resolución de la mencionada junta.

    De acuerdo con una nota de la agencia Prensa Latina, efectivos del ejército presuntamente detuvieron al imán (guía espiritual) que condujo las oraciones de este viernes.

    Entretanto y según el testimonio del algunos testigos los efectivos de seguridad impidieron la labor periodísticas de los reporteros presenten en la plaza.

    El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (CSFA) que rige el destino de Egipto luego del derrocamiento de Hosni Mubarak, anunció el pasado miércoles la aplicación de un decreto-ley que criminaliza las protestas y actos de calle.

    La misma nota detalló que este tipo de medida guarda mucha similitud con las normativas legales aplicadas por el anterior régimen.

    En ese sentido la ley prohíbe todas las “protestas, demostraciones y concentraciones que interrumpen los negocios de propiedad privada o estatal, o afectan a la economía de alguna forma”.

    Igualmente estipula una serie de severos castigos tales como la prisión por un máximo de un año, además de multas hasta 500 mil libras egipcias, equivalentes a unos 84 mil dólares, contra quienes convoquen o inciten a esos actos públicos.

    Las protestas y manifestaciones pública son vistas como una ofensa a la tranquilidad y estabilidad del país, refirió la misma fuente.

    Por su parte, Shady Ghozali, quien es miembro de la Coalición Juvenil Revolucionaria (CJR), y que convocó este viernes a la manifestación, rechazó la normativa legal por considerarla “violatoria de los derechos humanos, pese a que las manifestaciones pacíficas están entre los derechos humanos básicos”.

    Entretanto diversos activistas hicieron un llamado a movilizaciones masivas contra la también conocida como “ley anti-protesta”, al tiempo que criticaron las declaraciones del primer ministro egipcio, Essam Sharaf, quien habría asegurado que su legitimidad nacía de la plaza Tahrir, donde se manifestó contra Mubarak.

    Los manifestantes anunciaron su solidaridad para con los estudiantes de la facultad de Comunicación de la Universidad de El Cairo quienes fueron reprimidos mientras exigían la dimisión del decano debido a sus vínculos con el anterior gobernante Partido Nacional Democrático.

  17. Jean-Marie Le Pen ha acusado al Gobierno de haber premeditado la intervención en Libia, “pensando en las elecciones”, una decisión que “pone en peligro a Francia para vanagloria del general Pinocho que nos gobierna”.

    “Yo acuso al gobierno francés de haber preparado esta guerra, de haberla premeditado”, afirmó el anciano presidente del Frente Nacional al ser preguntado en LCI; “es tan cierto que Nicolas Sarkozy había intercambiado embajadores con los rebeldes de una sola ciudad de Libia, lo cual es un disparate”.

    El Gobierno “piensa en las elecciones. Cuando va mal en el interior, redoblan los tambores, suenan los clarines y se sacan a pasear las banderas tricolores. Así siempre cuela. Y aquí no ha pasado nada”, dijo.

    “¿Esta intervención sirve a Francia?”, se preguntó; “No, la perjudica, la pone en peligro, la pone en el disparadero para vanagloria del general Pinocho que nos gobierna”, responde.

    “Que 800 millones de personas golpeen a 6 millones, no es algo difícil ni glorioso para el ejército de la coalición”, añadió el presidente de honor del FN.

    “Es una cruzada mundialista que apesta a petróleo por los cuatro costados”, agregó, retomando el término de “cruzada” utilizado por el ministro del interior Claude Guéant.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.