La vuelta a la sociedad civil

Manuel F. Lorenzo

Algo huele a podrido en Dinamarca, como diría Hamlet. Algo huele a podrido en la política española. El Estado aparece aquejado de una enfermedad degenerativa por la que lejos de servir a los intereses de la mayoría de los ciudadanos, ha caído en las garras de la partitocracia, dicen unos, o de una nueva oligarquía mediático-financiera especuladora, dicen otros. Cuando esto ocurre, como ocurrió en la llamada Restauración alfonsina decimonónica, es necesario que surjan del seno de aquella parte de la sociedad más noble un movimiento de regeneración y cambio social. Así ocurrió entonces con aquellos intelectuales críticos como Clarín, Unamuno, Ortega y Gasset, etc. Muchas de sus reflexiones sobre las causas de la crisis, la oligarquía y el caciquismo, y del atraso en que se había visto sumida, por ello, la sociedad española de entonces, sirvieron para que durante el siglo XX, tras duros episodios de dictaduras y Guerra Civil, España comenzase a experimentar con su industrialización y su democratización política en lo que podemos llamar la 2ª Restauración, un avance importante respecto a la situación del siglo anterior, un siglo que empezó mal con las guerras napoleónicas y acabó mal en la Dictadura primoriverista. Pero todo parece indicar que volvemos al estancamiento económico y no conseguimos dar el salto final en el crecimiento económico y las mejoras culturales y sociales que nos pongan a la par con los países como Alemania, Francia o Inglaterra que hoy siguen a la cabeza de Europa. Es preciso recordar que este era el objetivo de aquellas generaciones de brillantes intelectuales. Su objetivo no era una España socialista o comunista, ni una vuelta a la España imperial como se plantearon otros. Era, sencillamente, un objetivo más modesto: una España unida como nación moderna en base a un gran desarrollo industrial equivalente al de los países citados.

Dicho objetivo se ha conseguido en parte y parecía que íbamos convergiendo con aquellos países, incluso después de superar a Italia estábamos a punto de dejar atrás a Francia, tal como se jactaba de ello el propio Zapatero, pero la explosión de la llamada “burbuja inmobiliaria” nos ha desvelado un gran problema que algunos ya atisbaban, pero del que la mayoría no era consciente: la existencia de una clase política dirigente superficial y miope que se ha dejado llevar por el fundamentalismo dogmático y excluyente con el discrepante, tanto en el tema económico (especulación frente a industrialización), como en los temas político institucionales exteriores (europeismo utópico), como nacionales (confederalismo de hecho frente al autonomismo de la Constitución). Por ello, hoy nos encontramos ante una grave crisis económica doblada con una crisis de la unidad e identidad del Estado y con la aparición de “dos Españas” que no son tanto la España roja y la azul, cuanto la España oficial y la España real, como ocurrió en la Restauración decimonónica. La España oficial es ahora la “España del Sistema” que concede el monopolio del poder político y judicial de hecho, a través del nombramiento político de los miembros del Tribunal Constitucional o del Consejo General del Poder Judicial, a dos grandes partidos parásitos del Estado y sus rémoras, y la España real que se empobrece progresivamente con impuestos y por la incapacidad y los obstáculos que encuentra a la hora de buscar crédito para sus empresas o trabajo para sus hijos.

Es necesario entonces que se fortalezcan las corrientes de opinión todavía débiles y minoritarias que piden una reforma de dicho Sistema, y dichas corrientes tienen que salir principalmente de la llamada sociedad civil, como sociedad diferenciada, aunque no separada enteramente del Estado. Y digo esto porque a veces la vuelta a la sociedad civil se entiende como la vuelta a un espacio sustantivado y propio, libre de los males de la corrupción, los abusos de poder, etc., que aquejan al Estado y a la política. El filósofo Hegel, uno de los padres del concepto de sociedad civil (burgerlicher gesselschaft), la entendía como una sociedad intermedia, preponderantemente económica, situada entre la sociedad familiar y el Estado. Pero no la sustantivaba, como hacían los liberales ingleses seguidores de Adam Smith, para los cuales el mercado económico resolvía él mismo sus propias problemas de creación de excesiva pobreza o riqueza por medio de una “mano invisible” que acababa restableciendo la armonía. Hegel creía que dicha sociedad civil engendraba ya en su seno los rudimentos de una instancia mediadora de sus conflictos, como los jueces o la policía, sin la cual no reinaría tal armonía en su seno. Pero tales instituciones son las propias de un Estado mínimo que, cuando se perfecciona, da lugar a otras tales como los Parlamentos, los Ministerios de Hacienda, etc., cuya función sería garantizar el funcionamiento y el crecimiento mejorado de dicha sociedad civil. Otra cosa es que en el siglo XX, el crecimiento espectacular del Estado, espoleado por ideologías de poderosos movimientos sociales, como el socialismo, haya llevado a la creencia de que es buena la subordinación de la sociedad civil a los fines de un Estado divinizado como Estado Providencia, o Estado del Bienestar, en el que todavía estamos, pero que pide ser reformado, porque en su excesivo celo asistencial está a punto de asfixiar a la gallina que verdaderamente pone los huevos y que es la sociedad civil.

Por ello, puede justificarse una vuelta a la sociedad civil, a su dinamización y una crítica a los excesos y errores de los políticos, actuales representantes del Estado, siempre que no sea tomada esta como una crítica anarquista de rechazo de la política, etc. Pues pensar que la sociedad civil es una panacea que nos va a resolver los problemas de corrupción, de mala dirección económica, etc., es ingenuo además de maniqueo. La tendencia a la corrupción se da también en su seno, pues si no hubiera empresarios o banqueros que se dejaran corromper por los políticos, estos no tendrían tanto poder. El problema, como decía Ortega, no son los abusos, que siempre pueden ocurrir, sino los usos, leyes o costumbres que permiten y potencian dichos abusos. Un uso o costumbre política muy arraigada en el Sistema político actual es la forma en que se nombran los miembros de las altas magistraturas judiciales según cuotas de partidos políticos. Dicho uso es fuente de muchas corrupciones y escudo de castas intocables. Ningún partido del Sistema que lo pudo cambiar, como el PP de Aznar con mayoría absoluta, lo hizo. Por ello, solo fuerzas sociales de fuera del Sistema, en tanto que son directamente perjudicadas por dicha politización oligárquica de la justicia, pueden esperar que se las crea cuando piden reformar dicha situación. Ahora bien, tales movimientos civiles, en algún momento de su crecimiento, deben generar nuevas fuerzas políticas que accedan a las palancas del poder estatal, pues los fines de dicho movimiento no deben ser el ensimismamiento, el cocerse en su propia sustancia, en una suerte de sadomasoquismo narcisista o victimista, sino en rezumar, extender y transformar en nuevos usos y leyes positivas las nuevas propuestas de organización social.

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

35 Responses to “La vuelta a la sociedad civil”

  1. Joaquín Costa, en 1901, publicó su libro ” Oligarquía y caciquismo,” Un antecedente de “El Sistema” de Mario Conde, para entendernos. En ese libro recogió una encuesta hecha entre personalidades de la vida española. Los hermanos Martínez Alcubilla – los del famoso ” Diccionario Alcubilla de la Administración”-, terminaban su Informe con esta lapidaria frase : ” La Nación no es patrimonio de los partidos políticos.”

    Nuestros bisabuelos veían muy claras algunas cosas. Magníífico el Informe de la escritora Emilia Pardo Bazán. Conviene releer cómo pensaban nuestros antepasados, pues la esencia de nuestros problemas no ha cambiado mucho , y los remedios que ellos proponían pueden ser válidos aún. No hay que partir de cero : la sana evolución es lo más inteligente. Y repito : nuestros bisabuelos no eran tontos, ni muchísimo menos.

    • Naturalmente que no eran tontos y, ojo, nostros tampoco. La Nación no es moneda de cambio de negociación política, ya lo hemos dicho por activa y por pasiva. Pero nostros seguimos sin encontrar el quid, o el catalizador que inicie y mantenga la reacción social. Aunque algunos dicen que hace falta un tirano para provocarla, como en los paises árabes, a mi me parece que debe ser algo más, ya que esos tiranos llevan ya existiendo desde hace 30 y 40 años. Debemos averiguar cual ha sido el verdedero mecanismo.

      Salu2

    • Hoy hago mio ese reproche. “La Nación no es patrimonio de los políticos” pero por favor que alguien se lo diga bien alto y claro. Hasta cuando vamos a estar diciendo lo mismo en este oasis de libertad, y digo oasis, porque en cuanto salgo a la calle me encuentro con más de lo mismo todos los días, no se percibe que se quieran tomar medidas, ni concretas ni ambiguas, tendrán que resucitar nuestros bisabuelos y sacarnos las castañas del fuego.

      • Me pregunto si existe algún registro único de Organizaciones de la Sociedad Civil, y que tenga una plataforma en internet, donde todos podamos ver las que hay y en que están trabajando cada una. Si no lo hay propongo que se den los pasos para crearlo, de tal manera que sirva para brindar a las Organizaciones de la Sociedad Civil información que permita realizar acciones conjuntas entre dichas asociaciones y el Estado y a su vez que los ciudadanos podamos conocer cuantas hay y a que se dedican.

  2. El articulo es muy bueno y estoy de acuerdo en casi todo, pero no en dar veracidad a las palabras de Zapatero cuando dijo que llegariamos al nivel de Francia, eso solo lo puede decir un ignorante iluminado que sabe que pocos le van a contradecir, las personas medianamente serias sabian que no era cierto, aunque quizas no lo pudieran decir por miedo a lo de siempre, ser tachados de fascistas, de bombardear a niños en Irak, etc.
    Por tanto no creo que en aquel momento estuvieramos tambien, sino que estabamos en una especie de autoengaño colectivo.
    Un saludo

  3. Es un placer compartir espacio con unos compañeros de FC tan eruditos, pero si no queremos que este Foro se convierta en un nuevo modelo de excelente tertulia electrónica, creo que debemos hacer un esfuerzo en el debate por concretar:

    1) Los objetivos que nos lleven a las metas de la FC: qué, concretamente, hay que hacer.

    2) Cómo los debemos alcanzar.

    A todos los amigos de FC creo que nos une el disgusto por la situación política en la que vivimos. Podemos estar cien años dándole vueltas a las razones históricas de la misma, escribiendo brillantes artículos en este u otros foros, pero esto no hará cambiar la situación.

    La meta creo que está clara, pero falta concretarla en objetivos, en hitos definidos para alcanzarla. Y éstos, perdonandme, no los veo. Y sin el qué hay que hacer, no se puede establecer el cómo hacerlo.

    • Qué razón llevas, si importante es dialogar, pensar, idear, diseñar, proyectar y dibujar los planos de un futuro mejor; pero no es menos importante empezar a realizar el forjado, tabicado, enfoscado, ladrillo visto, alicatados, enyesados y solados de un futuro mejor.

      Yo también opino que la FC debería ponerse a hacer sus deberes, deberíamos hacer nuestros deberes, estos de los que hablas, así ganaríamos credibilidad, eficacia y sobre todo significado, y no hablo de lo emocional o catártico.

    • ¡Bravo! Bien claro lo has dicho.

  4. ejmas. Estoy en parte de acuerdo contigo, pero tambien es verdad que antes de marcar objetivos concretos y como lo debemos de alcanzar es necesario “despertar” primero a esa sociedad civil que se encuentra totalmente ajena y no es consciente de la importancia que cada individuo debe de tener en eso que llamamos la socienda civil. Y en eso si creo que los pasos de Mario Conde como fundador son los correctos para que cada dia el mensaje llegue a más personas y “cale” dentro de ellas y una vez seamos muchos los que reclamamos otro papel a los politicos, tengamos la fuerza suficiente para hacernos oir y se nos tenga en cuenta.

    • Dices bien, despertar a la sociedad civil, o sea a nosotros mismos, pero sigo creyendo en eso de que “el movimiento se demuestra andando”. y también eso de “por su conducta les conocereis”.

      Pueden resultar frases manidas pero no dejan de tener su valor y su peso.

      Un abrazo.

    • Es fantástico el artículo, pensamiento y convicción bien articuladas. Gracias por compartirlo con nosotros. Si tienes oportunidad sería bueno difundirlo. Con tu permiso lo traslado a FB.

  5. javiega: completamente de acuerdo.

    El intentar “despertar” a la sociedad, como dices, es, entiendo, la meta primaria de FC. Y en ello estamos. Pero…

    ¿a qué queremos que despierte?
    ¿a que esto no funciona?
    ¿Ó debemos ser más ambiciosos?
    ¿nos vamos a limitar a hablar y a escribir?

    Incluso la meta genérica de “despertar a la sociedad” necesita de objetivos e hitos concretos para alcanzarla.

    No estoy diciendo que estos primeros pasos sean incorrectos, si no que debemos ser más concretos y ambiciosos, fijando objetivos – y no únicamente “metas” – y empezar a debatir posibles y diversas líneas concretas de acción, además de seguir planteando nuestros pensamientos y opiniones.

    Entendedlo, por favor, como crítica constructiva.

  6. La Fundación Civil está en el comienzo de su andadura, pero creo que se encuentra en un buen momento. Entre otras cosas, está facilitando entrar en contacto a personas que comparten inquietudes y que sin este foro habrían permanecido aisladas. La unión hace la fuerza. Personas con convicciones y buena formación son un valioso capital humano.

    Habrá futuras etapas, claro que si, seguro que nuestro Presidente ha pensado en ellas y las iremos comentando. Pero es importante en el avance la consolidación y el prestigio.

    Tal y como se van desarrollando los acontecimientos, para algunos la Fundación Civil es motivo de inquietud, por no decir de preocupación. Me parece interesante prestar atención a que, de un tiempo a esta parte, en los medios de comunicación e incluso a las páginas institucionales de los organismos públicos hay constantes alusiones a contar con el apoyo de la sociedad civil, sin que esto sea cierto ni se haya materializado en nada.

  7. Es hora de pasar a la acción. Creo que es necesario un golpe de efecto, que tenga trascendencia mediática, que genere sinergias, que se hable de nosotros, los que tengan miedo que la demonicen, y los que estén a favor que la den a conocer. Pero necesitamos eso, ese empujón que de como resultado un efecto dominó. La ignorancia del ciudadano de a pié sobre la mayoría de estas plataformas hace que seamos ninguneados, es importante que el efecto colectivo, sea determinante, y que los partidos políticos no tengan más remedio que consensuar programas con las plataformas de la sociedad civil.

  8. La sociedad civil la conformamos gentes tan diferentes como las que formamos los amigos de la FC. Me agrada comprobar que este es un sitio libre, donde puedes escribir lo que quieras dentro de un respeto mutuo y una educación mínima, pero somos tan diferentes que veo muy difícil que nos pongamos de acuerdo en algo.

    Hay que dotar a la FC de unas bases de un ideario, de un contenido que sintetice la sociedad del bienestar que defiende la FC, pero repito va a ser tan difícil ponernos de acuerdo en eso que a veces veo a Mario Conde como si fuera Prometeo, sube la roca a la cima de la montaña durante el día, y los dioses hacen rodar la misma roca pendiente abajo cada noche, para volver a empezar al día siguiente con la misma tarea.

    Son tantas las diferencias culturales y sociales que compartimos que me parece una tarea casi imposible. Pero por eso mismo tengo fe absoluta en Mario Conde, si fue capaz de aguantar sin desmoronarse 15 años en la cárcel, sabiendo además que cumplía condena injustamente, será capaz de aglutinarnos alrededor de un proyecto común, si no lo hace él, nadie lo podrá hacer.

    Lo más difícil no va a ser ponernos de acuerdo en soluciones económicas para conseguir salir de la crisis, lo más difícil será vertebrar esta FC como un ente nacional. Vivo en Cataluña y sé muy bien lo que me digo, hasta mi hijo es un independentista catalán, y difícilmente él venga algún día a la FC, porque es de fachas según él, es del Mario Conde y sale en el gato al Agua, luego es facha, y mi mejor amigo que también es economista piensa igual, la mayoría de los catalanes piensan igual, la comida de coco es brutal.

    Eso determina la inhibición de los catalanes hacia España y todo lo que suponga arreglar España. Eso sí que no tiene solución, no digamos ya la pretensión de acabar con las autonomías.

    El trabajo de demolición del estado español por parte de nuestros políticos ha sido memorable, la separación es ahora tan profunda que a veces pienso que solo una guerra con un tercer país podría arreglarlo, eso o vernos en la miseria como los argentinos, no obstante será muy difícil integrar a vascos y catalanes dentro de España y más dentro de la FC.

    • Lo bueno del ser humano es que tenemos conciencias individuales, un mismo suceso puede tener tantas interpretaciones como individuos lo estén viendo.

      Lo que se pretende desde la FC es aunar esfuerzos de muchos, que somos distintos, por origen, por educación, por posibilidades económicas, etcc…. pero que tenemos un sentimiento común, España está mal, no nos sentimos representados, el sistema autonómico es la ruina, los políticos son una casta aparte,…. etc. Y queremos plantear una base,que aun siendo como somos individuos, el bien colectivo predomine sobre el particular, mejorando la sociedad desde su base, educación, valores, competitividad, generación de riqueza, tercera edad,….., eso solo se consigue si somos muchos los que colaboramos para presionar a los políticos que son los que hoy por hoy tienen la llave.

    • Prometeo robó el fuego a los dioses y Zeus le encadenó y ordenó que un águila le devorara el hígado por el día y le creciera por la noche. Hablas, sin duda, de Sísifo, impulsor de la navegación y el comercio, astuto burlador de las leyes humanas y divinas, fue castigado a llevar una roca a la cima de una montaña una y otra vez, pues la roca rodaba de nuevo a su punto inicial hasta que purgara sus culpas.
      Es, para mí, una metáfora del hombre mortal que lleva su cuerpo por la montaña de la vida y que vuelve ha retomarlo hasta que salde sus deudas.

      (Perdona el inciso)
      Un saludo Economista.

Trackbacks/Pingbacks

  1. screen doors nz - 30 noviembre 2011

    Sites You Should Check Out…

    http://www.cedarlite.getlisted.co.nz/doors-auckland

  2. install heat pump - 6 diciembre 2011

    Sites You Should Check Out…

    http://www.aucklandforktruckhire.getlisted.co.nz/forklift-hire-auckland

  3. Signs Of A Yeast Infection - 6 diciembre 2011

    Yeast Infection Treatment…

    […]in the following are a handful of links to internet pages we link to because we think they are really worth visiting[…]…

  4. auckland lighting - 6 diciembre 2011

    Sites You Should Check Out…

    http://www.pentlands.getlisted.co.nz/auckland-accommodation

  5. {Legalsounds|Download music} - 7 diciembre 2011

    Recommeneded websites…

    […]Here are some of the sites we recommend for our visitors[…]……

  6. Where Can I Play Angry Birds Online For Free - 7 diciembre 2011

    Angry Birds Online…

    […]right here are a few hyper-links to web sites which we link to because we feel they will be definitely worth checking out[…]…

  7. baby photos - 7 diciembre 2011

    best site ever…

    […]love this site click hare to see it[…]…

  8. Entry Level Mechanical Engineering Jobs - 8 diciembre 2011

    Entry Level Mechanical Engineering Jobs…

    Entry Level Mechanical Engineering Jobs…

  9. doors auckland - 9 diciembre 2011

    Sites You Should Check Out…

    http://www.ofis.getlisted.co.nz/

  10. horoscope compatibility chart - 11 diciembre 2011

    Sites You Should Check Out…

    http://www.xpanda.getlisted.co.nz/screen-doors-nz

  11. office install - 12 diciembre 2011

    Sites You Should Check Out…

    http://www.melrosevillage.getlisted.co.nz/rest-homes-tauranga

  12. web designer salary - 13 diciembre 2011

    Sites You Should Check Out…

    http://www.lifereader.com.au/psychics/psychic

  13. zahnpastagegen pickel - 13 diciembre 2011

    Funny article…

    Incredibly interesting article…

  14. show display - 14 diciembre 2011

    Sites You Should Check Out…

    http://www.jucy.getlisted.co.nz/hire-a-car-auckland

  15. rest homes tauranga - 23 diciembre 2011

    Sites You Should Check Out…

    http://www.lifereader.com/psychics/psychic_readings

  16. rest homes - 27 diciembre 2011

    Sites You Should Check Out…

    http://www.greenvalleylodge.getlisted.co.nz/rest-homes

  17. pumps - 4 enero 2012

    Sites You Should Check Out…

    http://www.rotarydirect.getlisted.co.nz/rx7-rx

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.